lunes, 23 de septiembre de 2013

Efectos secundarios del olvido

Ya se fueron los fantasmas, pero tú sigues rondando por toda la casa.

3 comentarios:

Alís dijo...

Algunos recuerdos son más persistentes que el peor de los fantasmas.

Corto, pero contundente.

Un abrazo

Pez en un Carrousel dijo...

Hay momentos, personas, que nunca se van.

Sublime.


Esteban Dublín dijo...

Alís, las personas, más que los recuerdos.

Pez, o que nunca llegaron. ¿Qué será más dramático?