martes, 13 de mayo de 2008

‘Kid’ Badillo

Era su vigésima séptima defensa del título. Round 9. Su rival, un hombre negro como el carbón y con más hambre que un niño de la calle, lo tenía al borde del nocaut. ‘Kid’ Badillo, semi ciego por los golpes, se movía como borracho por el cuadrilátero. Todos coincidían en que su verdadera virtud era su enorme orgullo: que aún después de recibir los golpes más certeros, se levantaba movido por una inmodestia particular y gracias a esa vanagloria derrotaba a quien fuera. Sin embargo, la edad le pasaba factura en este combate y parecía que la agilidad se transformara en torpeza con cada campanazo. Un derechazo más en el mentón lo tiró al suelo por segunda vez. Lentamente se dirigió a las cuerdas y, apoyándose en ellas, se levantó tambaleante. Con el último leñazo, junto con el protector bucal, su mayor virtud salió volando.

8 comentarios:

Martín Franco dijo...

¡Arriba, Rocky!

juanmosquera dijo...

los golpes de la vida mancjhando tu mandíbula, la misma de pronunciar besos

rio de sal dijo...

Hola Esteban, gracias por estar tan pendiente de nosotros.

Por ahí estamos haciendo unos contactos para sacar este proyecto impreso, pero acá en medellín es un poco más difícil, no es como en la capital. Por ahora estamos trabajando en eso, esperamos que nos vaya bien porque como el trabajo es cultural y sin pretenciones políticas ni económicas no es fácilmente financiado (a no ser que sea pornomiseria), jejeje.

un abrazo,

Verónica

Esteban Dublín dijo...

Mi estimado Franco, quería decirte que este cuentito me empezó a hablar justo después del post que hiciste de Pambelé.

Juan, con eso me imaginé un chorro de sangre saliendo de la boca del campeón.

Bueno, mi querida Verónica, me parece que todo es cuestión de paciencia. Yo pienso que fácilmente alguien se podría interesar en el proyecto. Espero que sea pronto. Un abrazo para ti también.

Camilo Jiménez dijo...

Qué buenos los nombres de los personajes que desfilan por estos relatos. Y los relatos mismos.

Esteban Dublín dijo...

Camilo, como siempre, los cuentitos agradecen tu amable visita y te esperan ávidos de lo que tienes para decirles.

yacasinosoynadie dijo...

que puñetazo.... directo a la mandibula

Esteban Dublín dijo...

¿Qué crees que le dolió más al 'kid' Badillo, mi estimado Jorge, la mandíbula o el orgullo?