martes, 6 de abril de 2010

Más cuentitos reconocidos

A veces creo que no debería publicar estas entradas tan narcicistas, pero la alegría que siento es tan grande, que no puedo evitar compartirla con ustedes. Esta vez tengo dos excelentes noticias. La primera es que La Comunidad Inconfesable, una excelente revista que ultrarrecomiendo a lectores y autores de lo breve, publicó este mes un cuentito mío al que le tengo mucho aprecio: Secreto. La otra es que, por segundo mes consecutivo, otro cuentito mío resultó elegido con la Primera Mención del Concurso de Minificciones. Esta mención resulta especial para mí ya que la jurado es, en mi concepto, la autora de microrrelatos más importantes del escenario actual, Ana María Shua. Y porque además, con el respeto del ganador, competí al lado de un extraordinario relato de Luis Gonzalí, un impecable narrador que, en mi concepto, mereció mejor suerte. Sin más autobombos y para que no digan que les metí paquete chileno, aquí les dejo el cuento.

Apocalipsis

Los santos caían como mártires, las sillas se hacían cenizas, los fieles corrían despavoridos. La espada del Arcángel Gabriel rodaba por el piso y la empuñé. Me fui en ristre contra el responsable del caos, un dragón que incineraba todo cuanto se abría a su paso. Me acerqué furiosamente contra él y le corté la cabeza con un certero golpe. La sangre manaba sin cesar mientras un quejido lastimero retumbaba por el templo. Al principio me sentí aliviado, pero luego escuché la voz de Dios. “Idiota”, dijo, “Ahora no vayas a matar a los siete caballos”.

36 comentarios:

Baizabal dijo...

jajaja, muy bueno, cómo le arruinó el plan.

¡Felicidades por ambas noticias!

josé manuel ortiz soto dijo...

Felicidades, Esteban, mini muy bien lograda. Y los triunfos deben festejarse, ¿por qué no?

Quimera dijo...

Pero cómo no ibas a ganar con semejante cuentito?

Isabel González dijo...

Felicidades ESteban.

Un abrazo

No Comments dijo...

Enhorabuena Esteban!
En su momento ya aprecié que tu micro para minificciones tenía mucho poderío aunque te salieron buenos competidores como el de Luis Gonzali.

Un saludo indio

Pedro dijo...

Enhorabuena, Esteban. Merecido. Yo también participé por el respeto que me merece Ana María Shua. Pocos premios de micros hay con jurado tan ilustre. Disfrútalo porque el reconocimiento de ella vale mucho.

Abrazos.

Gotzon dijo...

Felicidades otra vez Esteban, a ver si al próximo te llevas el primer puesto.

(Yo, después de leerlos todos pensaba que ibas a resultar ganador pero no con éste, sino con el de Jorge y Arturo, que está genial.)

Saludos.

Fernando Remitente. dijo...

Enhorabuena, Esteban. El cuento es excelente.

Pablo de la Rúa dijo...

Felicidades Esteban, muy buenos los textos y no dudes, claro, en mantenernos informados.

Martín dijo...

Felicitaciones Esteban por este nuevo reconocimiento! Nada es casualidad. Creo que cada día escribís mejor. Un abrazo

Víctor dijo...

Felicidades por partida doble, Esteban. Personalmente me gusta más el "Secreto" que "Apocalipsis", pero ambos son buenos. Ya sabes cómo soy, que prefiero lo raro.

Un abrazo.

DANIEL SÁNCHEZ BONET dijo...

bueno enhorabuena, yo la verdad es que el de minificciones no logro animarme, me parece demasiado complicado eso de escribir a partir de imagenes tan y tan llenas de contenido.

Suerte con los próximos concursos, que ahora hay bastante en boga.

saludos

Jesus Esnaola dijo...

¡Enhorabuena Esteban!

Esteban Dublín dijo...

Baizabal, José Manuel, Quimera, Isabel, NC, Pedro, Gotzon, Fernando, Pablo, Claudia, Martín, Víctor, Daniel y Jesús, quisiera contestarles a cada uno por aparte, pero la respuesta redundaría permanentemente. No tengo sino agradecimientos para todos ustedes.

Javier Ortiz dijo...

Muy buen microrrelato, al final me arrancó una gran sonrisa.

Felicidades.

Esteban Dublín dijo...

Gracias, Javi. Gracias a todos.

Delfín Beccar Varela dijo...

Felicitaciones Esteban, la verdad que nuevamente nos has regalado un gran texto. Esperamos seguir contando con tus participaciones ya que son muy enriquecedoras para todos.

Este mes estuvo muy difícil, creo que Ana María no lo tuvo nada fácil.

Te mando un abrazo.

Delfín

Esteban Dublín dijo...

Delfín, qué gran honor tenerte en mi casa. Por supuesto que seguiré participando. Ahora le apunto al Primer Premio.

Angela María dijo...

Felicitaciones Esteban!!

Ultimamente tus cuentitos estan muy biblicos, pero son agradables.

saludos.

Esteban Dublín dijo...

Gracias, Angelita, creo que la biblia da para mucho. Sin exagerar, podría asegurar que es el mejor libro de la literatura universal.

Lauri dijo...

¡Tremendo! Un Dios con dos caras, un dios-que-no-es-todo-amor, claramente visualizado en tu impecable relato.
Sos merecedor de los premios que obtenés, y me encanta que compartas tus premios con nosotros tus lectores de blog, con narcicismo o sin, qué más dá, lo que vale de vos es mucho más que eso, y está a la vista en cada micro cuento.
¡Cariños!

El Griego dijo...

Esteban: primeramente, congratulaciones por el reconocimiento, que bien merecido está por arruinarle el arma secreta al señor del cielo. En segundo lugar, un comentario. Una pregunta más bien. Los caballos que mencionás en el final del relato, ¿son los del Apocalípsis biblico? Por el título uno diría que sí. No sé si es que hay algun detalle que no capté, pero los caballos del Apocalipsis eran cuatro, no siete. Por ahí tenes alguna buena razón para sumar tres más. Yo creo que para hacer una buena limpieza con cuatroel señor se quedaría corto de personal...

Salut, Esteban

manuespada dijo...

Magnífico relato, Esteban, un premio merecido. Además, con una jurado de ese calibre el premio siempre sabe a más.

Elisa dijo...

Enhorabuena, Esteban, y estoy de acuerdo con los que te dicen que lo mejor de este premio es la categoría de la persona que lo eligió. Disfrútalo.

Esteban Dublín dijo...

Lauri, Griego, Manu, Elisa, gracias por sus buenos deseos. Coincido en que Ana María Shua haya elegido el cuento tiene un mérito grande. Yo me siento muy honrado.

Querido Griego, con respecto a tu respuesta, hay un debate con respecto a eso. Son cuatro los jinetes del Apocalipsis, pero me di el permiso de decir que eran siete, porque ese, a la larga, es el número de Dios, y así la referencia se hacía más concreta. Te puedo responder con una chorrada: fue un capricho personal diría yo que bien justificado y por el resultado, creo que resultó bien. Muchas gracias por tu comentario. Resulta supremamente útil para los lectores.

Luis Gonzalí dijo...

Esteban, bien merecido... Gran cuento...

Saludos

Esteban Dublín dijo...

Un honor que lo digas, Luis, porque yo creo exactamente lo mismo del tuyo.

Walter dijo...

Dos grandes microrrelatos.
Miles de felicitaciones Esteban.

Esteban Dublín dijo...

¡Walter! ¿Qué es de tu vida, amigo mío? Gracias por tus buenos deseos.

Nightwriter dijo...

No es narcisismo Esteban. Tienes madera para esto y es bueno aceptar que tu trabajo da frutos. Una vez más, te felicito por tus logros!

Saludos!

Ananda Nilayán dijo...

Ahora si me deja dejar comentario. Bueno, el otro día no pude. Te decía y te digo que te felicito. Muy merecido. Y el cuentito es genial.
Me quedé pensando en los 7 jinetes (obvio que sobran más palabras)y en cómo cambió la historia jajaja
Por cierto, este es de los que más me han gustado. Es muy inteligente.

Un abrazo.

Esteban Dublín dijo...

Nightwriter, qué bueno verte de vuelta. Gracias por tus palabras.

Ananda, agradezco enormemente tus buenas energías. Yo soy el más feliz con los resultados. Un beso.

psicoisapecat dijo...

Esteban, eres bueno. Conciso, observador, entre otras competencias que potencias en tus bellísimos cuentos. Si puedes verlo así, te valoras, más eres narcisista. El narcisismo está vinculado a la envidia y competitividad, y tú, te desarrollas cada vez más en esta excepcional especialidad.
Felicidades.
Isabel Gómez

Esteban Dublín dijo...

Isa, tus palabras me alientan y me enorgullecen. Te agradezco infinitamente.

Lau dijo...

¡Felcitaciones por tan merecidos honores!

Esteban Dublín dijo...

¡Gracias, Lau!