jueves, 25 de agosto de 2016

Cliente frecuente en el café de esquina Libertador

En la mesa 3, hay una pareja ausente, cada uno concentrado en su móvil, mientras el mesero les deja una malteada de fresa. En la 5, un hombre que llega a los 50 inicia la sección de deportes de su diario y le da un último sorbo a su latte. A la derecha, una chica teclea su portátil tratando encontrar las palabras adecuadas para su ensayo. Y a la izquierda, sobre la barra, un adolescente juega desprevenido en su tableta. En la mesa ubicada justo al frente del ventanal, un par de mujeres chismea turnándose cucharadas de un pudín de chocolate. En la 8 estoy yo. Sobre mi mesa, un vaso de agua; sobre mi silla, mi AK-47 envuelta para la función.

3 comentarios:

el marido de la portera dijo...

Estupendo. Me encantó y no sólo éste. He llegado casualmente a tu blog y me he permitido enlazarte. Espero que no te importe.

Un saludo

Esteban Dublín dijo...

Bienvenido. He tenido muy abandonada mi página. Pero siempre que nazca una historia, aquí estará.

Adela Bargen dijo...

yo he tenido todo abandonado.......pero te encontre y me agregue a tu lista......mi mail:
adelabargen@gmail.com

Saludos desde alemania!