martes, 15 de julio de 2008

Interrupción

Otro cuentito iba a hablar hoy, pero lo detuve antes de que les hablara y le pedí el favor de que me permitiera dirigirme a ustedes para decirles dos cosas. No lo culpen a él, por favor, pero consideré necesaria la interrupción.

La primera es recordarles que quedan sólo cuatro días de plazo a partir de hoy para que envíen sus microcuentos a ‘El dinosaurio’. A ganar esa pelea contra ‘lo hago mañana’.

Y la segunda es para hacerles una pregunta acerca del último cuentito. No crean que es un capricho mío. Lo que pasó fue que se quejó conmigo diciéndome que no le habían puesto la suficiente atención. Yo he tratado por todos los medios de convencerlo de lo contrario, pero no me cree. Lo único que me queda es recurrir a su ayuda, amables lectores, para que sean ustedes mismos los que le digan que sí lo escucharon y que sí estuvieron pendientes de lo que dijo. La pregunta es: ¿Cuál fue el juego ganador en el último cuentito, Póker?

8 comentarios:

Mauricio Duque Arrubla dijo...

Yo le pusé cuidado pero no entiendo la jerga de Póker entonces quedé en las nubes

Diego Fonseca dijo...

Me voy a la técnica. El final de Rey-As me gusta más --pocas cosas provocan tanta emoción como los finales infelices. Pero el ritmo de Dieces es mejor. Como no conozco el juego, perdí el ritmo en Rey-As y se me hizo más denso de leer. En Dieces, me hace ruido el "Se mantenía rígido". Soy más del "Estaba rígido". Pero es muy subjetivo.

Agradezco tu paso por El Gemelo Malvado. Y me gustó la propuesta de microcuentos. Si me hago tiempo, participaré. Saludos.

Mauricio Duque Arrubla dijo...

Ya estoy buscando algún texto que me sirva. por ahora no se me ocurre así que ando buscando en la memoria de papel.
Gracias por la visita.... y por el piropo a ese blog de música. En unas semanas inicia la segunda temporada. mientras puede ir al de lo que cuenta mi mamá o a En medio del Ruido

Esteban Dublín dijo...

Bueno, Mauricio, entonces te queda de tarea aprender de Póker. Un juego fascinante, te aseguro. Por lo pronto seguiré escuchando el ruido ya que me gustó. Siempre bienvenido por aquí.

Diego, te agradezco mucho las sugerencias. Los cuentitos reciben encantados siempre lo que tienen para decirles. El caso es que me quedaste debiendo la respuesta a la pregunta: ¿Qué juego ganó en el póker?

Diego Fonseca dijo...

Si me fui por la tangente es para evitarme la ignominia (suena a "mina ignorante"). Secularmente hablando: no tengo la más puta idea de qué juego ganó.
En términos literarios, voy por el 1. En términos poqueteros (¿se dirá así?), qué se yo. Las cinco veces que jugué al poker me esquilmaron. Tenía 18 años y me invitaron "grandotes" de 23. Ellos eran todos amigos, yo el amigo de un amigo de ellos. O sea, era obvio que sería el cordero, pero entonces no lo sabía y no conocía de Danny Ocean n había leído a Carver --que no viene al caso pero, ¿viste cómo citarlo te deja bien vestida una frase?
Podrías haberme evitado tener que narrar este ingrato episodio, Dublín.

Esteban Dublín dijo...

Jajajajajajaj, ay, Diego. La verdad tampoco sé cómo se dice algo cuando se refiere a un término relacionado al póker. Pero bueno, no ha lío, el caso es que sí, tienes razón, citar a Carver siempre te va a dejar bien situado. Tal vez hubieras podido iventar una salida a lo realismo sucio y así te evitabas la vergüenza de tu ignorancia pokeril (lo voy a llamar así de ahora en adelante). Un abrazo, che.

Diana Paola dijo...

Con la ayuda de mi Maestro de Poker... para solucionar la confusión de todos les cuento.

La segunda parte es narrada por el segundo jugador, el que fue "all in", el cual según lo descrito por Dublin tenía una "escalera al as" es decir, un 10, una J, una Q, una K y un AS.

Y por su parte el primer jugador, quien narra la primera parte es el ganador del juego, pues como el título del cuento lo dice tiene un "Poker" que es un juego más alto que la escalera anteriormente descrita.

Explico: el Poker consiste en cuatro cartas del mismo número, por lo tanto...
la carta que hizo que el primer jugador ganara fue un 10.

Esteban Dublín dijo...

Pues mi querida Diana Paola, te digo que acertaste. Fuiste la única que realmente atendió a este cuentito. Mira que después de todo, él tenía razón.

Tanto él como yo te agradecemos mucho la atención y espero que sigas atendiendo el resto con la misma pasión que este.