martes, 20 de enero de 2009

¡Salud!

Esa caprichosa que es la vida me convenció de llevarme a Cuba. Sin saber a qué azares me exponía y antes de buscar a Silvio Rodríguez, el que me encontró fue un Mojito cubano. Le seguí los pasos a Hemingway y me empaqué unos cuantos más durante mi visita. El ron hizo su agosto conmigo y mientras la figura del Che me producía hastío, me convertí en carne tierna para los vendedores callejeros a los que el socialismo tiene divididos de los intelectuales. Lo que no sabía yo era que así como algunos cubanos, muchas historias querían irse de la isla. Puedo decir que contaron con suerte, porque aunque hubiera podido meter una jinetera en la maleta, lo único que quise traer fueron los cuentitos que encontré en La Habana. Con nueva imagen, nuevas historias y nuevos cuentos con nombre propio, les doy la bienvenida a la era 2009.

15 comentarios:

Mauricio Duque Arrubla dijo...

bienvenido de vuelta. Estaremos atentos a los cuentitos que de allá llegaron (y a la música que los acompañó)

Túrin dijo...

Hombre, pues esperamos ansiosamente sus letras... y sus conocimientos tetisticos... ya empezamos nuevamente.

Martín Franco dijo...

Un mojito de esos, por favor, para celebrar el regreso de Esteban.

Johan Bush Walls dijo...

Que vengan los cuentitos 2.009 entonces, el header está chilero maestro.

Salú pue.

yacasinosoynadie dijo...

feliz regreso Esteban, espero que tu fin de año haya sido de ¡puta madre!... un abrazo y, plajeando al buen Johan Bush, Salú pue.

Pala Labra dijo...

Me encanta la nueva imagen, espero venir mucho por acá este nuevo año.

Fernando Ramos dijo...

Que bien que los cuentitos estén de vuelta, por acá estaré leyendo, cada vez que el tiempo lo permita.

De suerte que son micro, así se puede uno poner al día en una visita.

Saludos

Esteban Dublín dijo...

Qué maravilla esta bienvenida, señores. Me llena de ánimo, de verdad.

Mauricio, tranquilo que poco a poco veremos a los cuentitos. Y a la música que llegó, claro.

Don Turin, muchas gracias. Estaré pendiente de las tetas, pero es que esta señorita Madame Web tiene en la página de inicio a su blog y anticiparla es difícil, no crea.

Martín, muchísimas gracias. ¡Sale Mojito para Matamoscas!

Johan, gracias por lo de chilero. Me gusta el piropo. Creo que me lo voy a robar.

Jorge, gracias por el deseo. Y sí, fue de puta madre, así como va a ser este año.

Mi querida Pala Labra, gracias por lo de la imagen. A mí también me gusta mucho.

Fernando, a mí también me encanta que estén de vuelta. Pero fue bueno el descansito. Escuchar para luego escribir es más agotador de lo que parece.

El Gemelo Malvado dijo...

Buena introducción, preciosista, cuentero E. Ya actualicé el nombre del blog en mi blogroll. Güélcom bak.

female dijo...

Querido sr. Dublín:
bienvenido, espero con afán los cuentitos que se le montaron en la maleta y espero también poder escribir pronto en el mío...

un abrazo de mentiras, es estos que no se dan

Esteban Dublín dijo...

Diego, muchas gracias por la bienvenida. Yo también estoy pendiente de las crueldades del gemelo malvado.

Mi querida Female, ahí están que se salen de la maleta. Y ahora, en el 2009, los cuentitos tendrán su lugar los lunes y los jueves. Lunes de cuento nuevo y jueves de cuento con nombre propio.

Nancy dijo...

Pues que empiece el desfile de cuentos. Ya tengo reservado un palco, con horario de lujo ¡para leerte mejor!
Bienvenido al 2009

Esteban Dublín dijo...

Mil gracias, Nancy. Ahí vamos...

Pupila dijo...

Quisiera leer algo que salte desde esa maleta, algo con vida propia que no tenga nada que ver con los otros cuentitos diarios de "los malos y los buenos" que uno lee sobre Cuba.

Salud para tu 2009 señorito Dublín.

Esteban Dublín dijo...

Mi querida Pupila, te prometo que hay un cuento así. Sólo ten un poco de paciencia. Y bienvenida con el año. Un abrazo grande.