lunes, 11 de mayo de 2009

Coca-Cola

Aunque sé que da para la polémica, al menos para mí no hay nada más refrescante que una Coca-Cola. Y es precisamente por eso que en esta entrada me permito hacer una pausa para refrescar algunas cosillas.

1. Lo primero, primerito, es lo siguiente: Johan Bush Walls es uno de esos cómplices del cuento que este mundo virtual me ha permitido conocer. Mi agradecimiento con él, en todo caso, es muy grande, sobre todo, porque en una de las visitas que hice a su blog me encontré con una bella sorpresa que me honró muchísimo. Se había tomado el tiempo de escribir un microcuento que, según él, me debía. Don Johan, de nuevo muchas gracias. El cuento lo reproduzco a continuación para todos ustedes:

Se fue a dormir con la esperanza de repetir el sueño de la noche anterior, estaba convencido que, de suceder, ahora sí se haría realidad.

Extendió los brazos, como desperezándose, toco unas paredes membranosas, advirtió que flotaba en un líquido viscoso, entonces despertó dentro del estómago del dinosaurio, pero Monterroso no estaba ahí. Sólo la mitad de su sueño se hizo realidad.

2. La segunda convocatoria de microcuentos 'El dinosaurio' está en plena actividad. De nuevo les hago invitación a participar. Les recuerdo que tienen plazo de enviar sus cuentos hasta el 28 de mayo, según las reglas especificadas en la entrada del concurso.

3. Tal vez muchos lo sepan, tal vez muchos no. En el costado lateral del blog hay un enlace titulado Yo dejé mi nombre a cambio de un cuentito, más conocido como Seguidores. Toda persona que se inscribe en ese enlace recibe a cambio un cuento. Lo digo con sinceridad: he superado todas mis expectativas. Así que si ya se apuntaron, les ruego el favor de que tengan paciencia por su cuento, ya que los estoy escribiendo en el orden justo en el que se han inscrito. Y si no se han apuntado, pues nada, a pedir su cuento que lo escribiré encantado.

4. Este blog cumple con un horario. Cada lunes se publica un cuento inédito y cada jueves se publica un cuento con nombre propio, que son precisamente los cuentos enunciados en el numeral anterior.

5. Por último quiero agradecerles a todos, amables y queridos lectores, por seguir pasando por este espacio. Saben que es su casa. Recuerden que las puertas están abiertas para sus inquietudes, sus críticas, sus sugerencias y sus palabras de aliento.

16 comentarios:

Casa de Los Cuentos dijo...

Hola Esteban

Tiene la Coca Cola otra característica por demás obvia, por lo que se le suele prestar poca atención, "tómese donde se tome, mientras esté bien fría, siempre sabe y refresca igual". Es decir, está formulada. He allí el secreto: genera una fórmula y ponla en práctica.

Un saludo. Jabier.

P.D. Epa, y en cuanto a los cuentos de autor, cuando es que me toca mí?

Nancy dijo...

Yo también me refresco con una Coca cola, y también con Pepsi Cola...
Ah, yo pensé que me había dejado el tren de la convocatoria. Qué bueno que tengo chance de desempolvar un par de cuentitos que quería enviar, por el mero gusto de participar.
Apapachos, siempre sigo tu blog, eres un excelente escritor, lo mismo digo de Johan, cuyo cuento me pareció estupendo.

maggie mae dijo...

Esteban, sos uno de los mejores anfitriones de blog. Me encanta que siempre respondés, lo de hacer cuenticos de tus amigos/fans me parece fantástico. abrazini.

Martín dijo...

Me tomo una Coca mientras espero el cuento que me toque a mí. Saludos

Johan Bush Walls dijo...

Maestro Dublín, me alegra mucho que le haya gustado el cuentito y es un honor verlo reproducido por acá.

Salú pue.

Víctor dijo...

Hola Esteban, acabo de descubrir tu blog. Si no incomodo, me pasaré por aquí de vez en cuando. Porque lo bueno, si breve... te deja con las ganas.

Tienes las puertas abiertas en:

http://realidadesparalelos.blogspot.com/

female dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
female dijo...

Tengo mucha información en la cabeza...
1. La coca cola sabe diferente dependiendo de dónde estés; por ejemplo en Bs As es más simple, en B/manga es más dulce y así.

2. El sr. Bush es adorado por mí, así pasivamente.

3. El señor Dublín es mi compañero de vida porque no importa lo que pase, la constante los lunes y los jueves es venir, leer y comentar.

Lo quiero mucho Sr. Dublín

Lauri dijo...

Gracias por las lindas palabras que nos dedicás a los que estamos esperando "nuestro" microcuento jaja! Pero en verdad, cada relato que nos obsequiás a todos en conjunto es un lujo, y con eso ya lo creo que basta y sobra.
Don Johan realmente es entretenidísimo. Entré a su blog ya no me acuerdo cómo, quizás desde aquí haya partido a verlo, y ahora lo sigo con mucho gusto. Muy bueno su microcuento, ¡sorprende el amigo!
¡Beso, Estéban, y hasta pronto!

Esteban Dublín dijo...

Querido Jabier, dicen por ahí que la Coca-Cola es cancerígena y, por ende, tremendamente mala para el organismo, pero yo en todo caso me tomo una vez en cuando y vuelvo a la vida. Tu cuento está próximo, Jabier, te pido estar pendiente y un poquito de paciencia.

Nancy querida, yo siempre te agradezco por tus palabras, eres un aliciente muy importante para este espacio. Y me encanta que participes en 'El dinosaurio'. ¡Adelante!

Maggie, no sabes cómo me alegra leer tu comentario. Responder sus comentarios es lo mínimo que puedo hacer luego de que ustedes se toman el tiempo de escribirlos. Abrazini para ti también.

Martín, tómate varias, con tanta gente que se ha inscrito, te darás cuenta de que la lista de espera siempre es un poco larga.

Don Johan, ¿cómo no lo voy a reproducir? Un regalo así hay que mostrarlo, que todo el mundo se entere de cómo te inspiro (Jajajajajajaajajajaj. Mentiras, mentiras).

Víctor, ¿cómo se te ocurre que me vas a incomodar? Para mí es un privilegio que me visites y que escuches todo lo que los cuentitos tienen para decir.

Female querida, paso por paso.
1. La Coca-Cola es la misma siempre. En Bs As sabe mejor en verano, 5 ó 6 al día no está nada mal. Y en Bogotá sabe mejor con brownie con arequipe. En todo caso, estoy dejando la Coca-Cola. Me estoy pasando a la Sprite. Es difícil, pero lo estoy logrando.

2. El mundo virtual me ha brindado la oportunidad de conocer muchos cómplices de las historias y de los cuentos. El señor Bush es uno de ellos. Otra eres tú.

3. Me siento halagado con este numeral y ten por seguro que siempre que Dios me lo permita publicaré semanalmente para que tú y todos los queridísimos lectores de este espacio tengan al menos un micromomento de entretenimiento.

Lauri, el lujo es para mí. Míralo así: que ustedes vengan, lean, comenten, se diviertan, se queden pensando, se sorprendan, relean, esperen, vuelvan, etc., si todo esto sucede con algo tan simple como un microcuento, ¿te imaginas la felicidad que siento yo?

Pupila dijo...

Me gustó este post de incoherencias coherentes, relacionadas entre sí, contigo.
Qué lindo cuentito te han dedicado. Me impresiona tu disciplina de lunes y jueves. Me deberías regalar un poquito de eso que tanto me falta en todo. Soy un desastre, ordenado.
En cuanto al refresco, no me gusta la cocacola ni ese tipo de cosas si no es necesario. Prefiero mis jugos de fruticas naturales. Qué aburrida me he puesto cada vez más :-D

Besitos.

Esteban Dublín dijo...

Jajajajajaaj, ay, Pupila, lo confieso, estoy dejando la Coca-Cola. Un beso.

maggie mae dijo...

qué lástima que estés dejando la coca-cola, como los años no llegan solos a mi tambien me tocó, pero la sprite es una buena sustituta.

Esteban Dublín dijo...

Sí, sí, Maggie, Sprite Ligth por ahora, mientras me desacostumbro de esa mala delicia que es la Coca-Cola.

yacasinosoynadie dijo...

Gigantesco el cuento del maestro Johan Bush Walls... GIGANTESCO con mayúsculas... me dejó sorprendido... lindisimo regalo.

Esteban Dublín dijo...

Cierto, Jorge, fue un lindo cuento y un lindo regalo. ¿No te apuntas a 'El dinosaurio' este año?