jueves, 10 de septiembre de 2009

Pausa

Los cambios que se han presentado durante las últimas semanas en mi vida le han declarado la guerra a mi tiempo. En este momento son enemigos declarados. Yo, por supuesto, he hecho las gestiones de paz correspondientes, pero me ha sido imposible ponerlos de acuerdo. Por eso, mientras busco una salida dialogada, el espacio que tengo para conversar y reproducir los cuentitos se ha reducido de manera dramática. Espero que entiendan que las gestiones no son sencillas y que debido a esto, no me quedó más remedio que hacer esperar al cuento de hoy. Realmente confío en encontrar una solución muy pronto para que los cuentitos no se vean afectados de nuevo. Gracias por la paciencia, queridos lectores y amigos, y, como decía mi abuela, perdonen el pereque.

16 comentarios:

Johan Bush Walls dijo...

Que buen cuento te quedó maestro Dublín.

Ya en serio. Siempre las cosas exigen pausa, hay que tomarlo con calma.

Salú pue.

Víctor dijo...

Muy buena manera de justificar un parón en los cuentitos, Esteban. Pues nada, que vayan bien las negociaciones y ya irás pasándonos los informes y partes de guerra.

Saludos lelos!!!

SIL dijo...

Hasta en los recesos, brillan sus publicaciones, caballero.

Walter dijo...

Los cuentitos se convirtieron en hijos de padres separados. Siempre la terminan pagando los cuentitos.

:(

Mauricio Duque Arrubla dijo...

Lo esperaremos, compadre. Tómese el descanso que merece y si los cuentitos quieren volver a aparecer ellos los sabrán antes que usted.

Martín dijo...

Una microficción para justificar la inexistencia de otra! Muy bueno! Espero que vuelvas pronto!

Nancy dijo...

¿Se cancelan las hostilidades?
ah, a todos nos pasa... pero siempre hay salidas negociadas que las partes pueden atender para bien de los intereses en juego.
Apapachos

yacasinosoynadie dijo...

Vaya y Vuelva viejo Esteban... yo vengo de vuelta por ejemplo... su cuento "Naturaleza" me dejó frío, que gran relato... Un abrazo grande hombre, y tómelo con calma.

yacasinosoynadie dijo...

PDT: si necesita un intermediario en los diálogos cuente conmigo.

ángela cuartas dijo...

Siempre adoré la palabra pereque. Estaremos esperándote sin recriminaciones y con caldito para el guayabo.

Julibelula dijo...

Esteban, nadie te afana y no tenés por qué hacerlo vos... no te preocupes que todos a veces necesitamos una pausita. Abrazo!

Teresa dijo...

Me encanta lo del "pereque". Te esperaremos, pero vuelve
Teresa

Esteban Dublín dijo...

Johan, jajaj. Cierto, pero la pausa ni siquiera es porque yo quiera, es por los cambios que se me han presentado estas últimas semanas.

Víctor, hay que afinar la mano cada que se pueda. Y tranquilo, te iré informando.

Sil, besos.

Wálter, eso es lo triste. Pero no voy a permitir que dure mucho.

Mauro, gracias. No va a ser mucho tiempo, te lo aseguro.

Martín, así será.

Esteban Dublín dijo...

Nancy, no. Las hostilidades siguen, pero hay que combatirlas.

Jorge, con calma lo tomo, pero esta vez el tiempo me jugó una mala pasada. Quedo pendiente de lo del intermediario.

Angelita, perdona el pereque. Besos.

Jililebula, por eso la tomé. Era una pausita necesaria.

Teresa, no me demoro. Lo prometo.

Ananda Nilayan dijo...

Tienes un arte que no se puede aguantar, Esteban!!! Abrazo.

Esteban Dublín dijo...

Abrazo para ti también, Ananda. Gracias.