lunes, 17 de marzo de 2008

La curva

A Fernán Castillo Galeano le quedaban pocas uñas. Se las había comido casi todas mientras esperaba impaciente alguna noticia de las dos causas que lo tenían en la clínica. Atajó a la primera enfermera que vio y le preguntó nervioso cómo estaba el viejo que hacía cuatro minutos acababa de atropellar. Ante el muy bien que le dio la mujer como respuesta, Fernán Castillo Galeano no podía creer que sólo unos minutos antes su esposa hubiera roto fuente. Ante el inminente nacimiento, la había subido a su carro y había conducido rumbo a la clínica lo más rápido que pudo, sin advertir en una curva al distraído anciano que se cruzaba por la calle. El doctor Efraín Reyes salió de la sala de cirugía y se dirigió a Fernán Castillo Galeano, quien, después de escucharlo, se estremeció mucho más que en el accidente al comprender todo lo que debía esperar para cumplir su sueño de ser papá.

2 comentarios:

Luca dijo...

Conocía esa película desde que era pequeño.... solo que en aquel entonces estaba seguro de que era un extraterrestre. El lado Oscuro del Corazón también está bien... bueno, solo la primera.

Saludos

Andrés Morán dijo...

Pasando a visitar