viernes, 11 de abril de 2008

Zoo

A sus 14 años, Varelita no supo qué le había dado más vergüenza. Si que su madre lo sorprendiera masturbándose o viendo el Animal Planet.

6 comentarios:

juanmosquera dijo...

agradeciendo la visita. agradeciendo los cuentos. mucho.

davincy dijo...

qué imagen Esteban, qué gran imagen.

saludos.
david

David Yazo dijo...

no sabremos, por ahora él no pudo completar su cometido, como sí lo hizo el macho en el Animal Planet

Esteban Dublín dijo...

Estimado Juan, los cuentos son los que te agradecen a ti que te tomes un momento para escucharlos.

Estimado Davincy, espero que sigas pasando para ver otras cuantas más.

David, me encanta la idea de cuentito como réplica. Siempre bienvenido por acá, estimado chambón.

yacasinosoynadie dijo...

jajajajajajajajajajajajaj esta buenisimo, jajajajajajja

Homo habitus dijo...

jua, jua muy gracioso, nosotros nos gozábamos a un compañero costeño porque nos decía que en su tierra era normal que los jóvenes practicaran la zoofilia y se "comían" las gallinas y los perros; nosotros le decíamos: "con razón tu mamá nunca te puso animal planet: para no ponerte el canal preferido de porno"