viernes, 7 de noviembre de 2008

Jitler XIII: la balacera

Después de eso, unos perros se enteraron de que el Jitler no estaba muñeco. Yo ahí ya tenía problemas con el maricón. Le dije que no fuera tan gonorrea. Entonces se me timbró y me dijo todo bien, Fidelín, yo no quiero seguir en la misma, a lo bien. Y yo pues le advertí que si quebraba a un inocente más lo sapiaba. Claro, me cagué cuando le dije eso, pero el man a mí no me tocaba un pelo. Entonces me juró por la cucha que se iba a arreglar. Yo pensé que bacano, ¿sí o qué? Pero yo sabía que todavía tenía mucho odio por dentro. Entonces nada, en esas salió de la casa. Todo fue muy rápido. Escuché plomo a la lata y cuando me asomé lo pillé ahí, parcero, ¡pálido! Con los ojos abiertos, cubierto de sangre y como diciéndome sin decirme nada, mierda, parce, me mataron (Continuará)...

7 comentarios:

Mauricio Duque Arrubla dijo...

hasta que le llegó la hora l jitler. ¿Será que sí se nos va? Espere el próximo cpítulo...

yacasinosoynadie dijo...

Hierba mala…

yacasinosoynadie dijo...

si le vas a clavar el diente a Fuente comienza por Aura... El tipo es de verdad bueno.

JOHAN BUSH WALLS dijo...

Como que aquí viene el giro que yo estaba esperando, a ver si ya empieza a correr el Jitler.

Salú pue.

Esteban Dublín dijo...

Huy, Dios mío, por lo visto todos estaban esperando un resbalón del hombre. Paciencia, mis queridos amigos. Paciencia que el próximo viernes ya sabrán lo que pasa.

Mauricio Duque Arrubla dijo...

Esteban, hay un blog colectivo de cuentos que está invitando a participar "cuentos para antes de dormir". Teniendo el tuyo tan bien conservado no sé si te interese participar en otro pero ahí va la dirección:
http://cuentosparaantesdedormir.blogspot.com/

Esteban Dublín dijo...

Me interesa participar en cuanto concurso se me atraviese, Mauricio. Así que te sigo agradeciendo todas las invitaciones que les hagas a los cuentitos.