viernes, 12 de diciembre de 2008

La estrella

El júbilo albiazul no puede ser mayor. Por las calles bogotanas, banderas azules y blancas se agitan como gaviotas liberadas después de veinte años de encierro. Los hinchas lloran inconteniblemente de felicidad y, alrededor de los bares de El Campín de Bogotá, los borrachos se confunden en abrazos con una euforia que se hace incontrolable. No es para menos. En el partido de vuelta de la final del fútbol colombiano, Millonarios ha remontado el 0-2 en contra con el que había iniciado la serie en contra de Nacional de Medellín y se ha colgado en su arcas de triunfos el título que le ha dado la esquiva estrella 14. A Santiago Ávila no le cabe tanta dicha: celebra, grita, llora, bebe, ríe, aplaude, vitorea, salta y cae de la cama.

20 comentarios:

Fernando Ramos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fernando Ramos dijo...

Me da por suponer que ese millonarios no ha ganado nada en estos últimos años. Pienso.

Saludos

Túrin dijo...

Que crueldad con los hinchas de Millos, ya uno, despues de tanto tiempo, empieza a dejar de odiarlos para empezar a tenerles lastima...

Túrin dijo...

Sr. Dublin, en el presitigioso (?) blog Deportes Ticulo http://deportesticulo.blogspot.com/ quiere publicar su cuento, obviamente dandole todos sus creditos y poniendole un link... que si da permiso.

Esteban Dublín dijo...

Fernando, efectivamente. Hace 20 años que no gana un título.

Turin, claro que doy permiso. Aunque debo aclarar que aparte de la persona que pidió este cuento, yo también soy uno más de los furibundos y frustrados hinchas de Millonarios.

Nancy dijo...

Yo soy un ser extraño que no entiende ni pepa de fut, pero me encantan los cuentos de Esteban

Mauricio Duque Arrubla dijo...

Género: ciencia ficción o literatura o fantástica.
Y eso que soy hicha de Millos

Mauricio Duque Arrubla dijo...

correcció: "literatura fantástica"

Sebas (ex-Bizarro) dijo...

"(...) A Santiago Ávila no le cabe tanta dicha: celebra, grita, llora, bebe, ríe, aplaude, vitorea, salta y cae de la cama."

Eso lo resume todo, lastimosamente.

Esteban Dublín dijo...

Nancy, gracias por el piropo.

Mauricio, ojalá en algún momento fuera un documento histórico.

Sebas, así es. Los sueños de los hinchas de Millos como yo, por el momento, están condenados a repetirse. Ojalá me equivoque.

JOHAN BUSH WALLS dijo...

Las ironías de la vida maestro Esteban, como un club que se llame Millonarios puede ser tan pobre, en triunfos. Quizá si le cambian el nombre, aunque apuesto que habría que cambiar otras cositas por ahí.

Salú pue.

Santiago dijo...

jajajaja

Esteban Dublín dijo...

Johan, de hecho Millonarios es el equipo más ganador en la historia del país. El problema radica en que hace 20 años no gana ni un título. Por ahí se le atravesó una Copa Merconorte, tal vez la copa más mediocre de suramérica en su historia. Jugaban equipos de Perú, Ecuador, Venezuela y Colombia. Las tres versiones la ganaron equipos colombianos. El colmo si no.

Santiago, a los malos tiempos no queda si no sonreírle. Gracias por confiarme tu nombre.

El Gemelo Malvado dijo...

¿El equipo más ganador es uno que no gana nada en 20 años? Entonces sólo es una estadística. O es River Plate.

Con el debido (y bostero) respeto, por supuesto.

Esteban Dublín dijo...

Jajajaja. Ay, Diego, fíjate que a River sólo le bastaron 4 años para no ganar título. A Millonarios de Colombia no le han sido suficientes 20.

Ana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ana dijo...

Hace muchos años Millos era el equipo más odiado por mí, ahora no siento nada... El clásico,para mí, nacional millonarios en los 90s era lo máximo. A River Plate le tengo odio,viceral... aunque en este campeonato le fue taaan mal que sólo me queda decirles "sigan participando, Boca Campeón" espero no tener que tragarme las palabras de hoy.

Me gustan mucho los cuentos tuyos, me gustan más lo que no entiendo como el de julito que no era de julito...
un saludo bostero y paisa además... mala combinación.

Esteban Dublín dijo...

Ana, muchísimas gracias por lo que me dices. Espero que nuestras diferencias futbolísticas no sean impedimente para que las historias nos acerquen.

Y ni qué decir de la combinación.

yacasinosoynadie dijo...

que cuento mas realista esteban

Esteban Dublín dijo...

Jorge, qué más quisiera yo que no fuera así...