lunes, 4 de abril de 2011

Quiebra

Abro la nevera y veo la única manzana que queda. Antes de comerla, un horrible gusano sale de su interior. Contrario a lo que pensaba, la cena de esta noche será suculenta.

8 comentarios:

Ananda Nilayán dijo...

Lo será: fruta y proteína. Al menos te dirán que es equilibrada.

Besitos

Esteban Dublín dijo...

Este microrrelato me ha encantado. Lastimosamente, al público no. Creo que lo que falla, más que todo, es el título. Veré si lo cambio luego. Abrazos y gracias Ananda por tu comentario. Un beso grande.

Anita Dinamita dijo...

Perdona, yo lo leí y no lo comenté. Me recordó a cuando salen gorgojos en la pasta, lentejas, ... alguna vez he pensado si en época de guerra esas serán nuestras proteínas.
Sí me gustó, Esteban
Un abrazo

Esteban Dublín dijo...

Gracias, Anita. Es una descripción de la miseria, de la quiebra. Tal vez ese título sea más pertinente.

Ananda Nilayán dijo...

Esteban, a mi personalmente si me gustó. Y el título lo veo coherente, la verdad.

Un abrazo

Esteban Dublín dijo...

Ananda, creo que QUIEBRA sería mucho más pertinente.

Rosana dijo...

Está bien conseguida esa especie de resignación, patetismo y, en cierto, modo espiritu positivo dentro de esa escasez de recursos del prota.

No sé se podría titular Cena suculenta(o algo que indique que esa noche al menos hay algo más para cenar) o Hambre sin más...no sé son sugerencias.

Saludo

Esteban Dublín dijo...

Rosana, creo, al igual que tú, creo que la falla está en el título. Quiebra, definitivamente, creo que es mucho mejor.