miércoles, 20 de abril de 2011

Gajes del oficio

Nuestro negocio es el de las flores. Toda la vida nos hemos dedicado a realizar arreglos. Aquí la gente viene, escoge el que más le gusta y se lo llevamos a donde nos diga. Así de simple. Gracias al negocio pudimos comprar la casa, mandar al niño a estudiar a la ciudad y mantener a la familia todo este tiempo. Nos ha ido bien, gracias a Dios. Aunque nunca se sabe, ¿no? Ahora la cosa está más dura que nunca. Hace rato que nadie se muere en este pueblo.

4 comentarios:

Daniel Sánchez dijo...

Muy bien estructurado este micro. Me encantó. La frase final muy bien trabajada.

Enhorabuena.

Pablo Gonz dijo...

Habrá que arreglar eso. El negocio es lo primero, hermano.
Un abrazo,
PABLO GONZ

Martín dijo...

Me gustó mucho Esteban. Coincido con Daniel, la frase final está muy bien! Un abrazo

Esteban Dublín dijo...

Daniel, Pablo y Martín, gracias por sus respectivas réplicas y por sus halagadores comentarios.