viernes, 17 de junio de 2011

702

A mi vecino no le gusta la música que escucho. Lo entendería si estuviera escuchando algo mínimamente parecido a rock pesado o si la pusiera a todo volumen, pero no. Lo que argumenta el godo del 702 es que la música de cantautor, esa que tanto me gusta, es música de guerrillero. Hace días casi me rompe la puerta a golpes gritándome: “¡Izquierdista de mierda, ándate pa’l monte!”. La verdad es que sus opiniones me importan poco, pero si vuelve a interrumpirme en pleno verso de Yupanqui, voy a tener que desempolvar el fusil.

5 comentarios:

*Sechat* dijo...

¡Grandioso! Sois unos artistas contando tanto en tan poco espacio.

Ananda Nilayán dijo...

... y decían que la música apacigua a las fieras...

Abrazos

Salemo dijo...

¡Y yo lo apoyo! Justamente soy no solo compatriota de Yupanqui, sino que vivo desde niño ( hace muy poco)en su ciudad natal:Pergamino.
Muy buen micro, incluso apartándome de lo sentimental por lo ya expresado.
Mis saludos, Esteban.

Gi dijo...

Hay que defender las ideologías, como sea.

Esteban Dublín dijo...

Sechat: agradezco tu felicitación colectiva. Gracias por incluirme en la camada de nuevos contadores de historias breves.

Ananda, o las exacerba.

Miguel Ángel, es una alegría que aparte del gusto musical, este micro haya tocado una fibra distinta en ti.

Gi, cosas de la ficción...