miércoles, 22 de junio de 2011

Beso

Estallaban petardos, se escuchaban gritos, se sentía el miedo. Al norte, criminales disfrazados de policías sosteniendo escudo y disparando metralla. Al sur, civiles embravecidos huyendo de gases y esquivando disparos. En el centro de la guerra, tú y yo, dispuestos a recibir las balas perdidas, en medio de la ira de la gente y la furia de la ley, blanco fácil de la cólera colectiva. Preparados a morir, ese día o cualquier otro, pero con la condición sine qua non de ese beso ácido e infinito, sobre el asfalto frío en el que, pasada la noche, ya no quedaremos los dos, sino solo la sangre, la ruina y el silencio.

8 comentarios:

Susana Camps dijo...

Espléndida la última frase, da una gran altura a la famosa imagen.

No Comments dijo...

Buen remate para una fotografía espectacular. ¡Qué profundidad de beso!

Un saludo indio

Angela María dijo...

Excelente, micro para una imagen tan famosa.
Pasa a mi lista de favoritos.

Un beso.

Salemo dijo...

Los besos trascienden.Siempre.
Excelente, Esteban.

manuespada dijo...

Te ha quedado muy bien, Esteban ;) Por cierto, el 2 de julio estás en Bogotá? Ya sabes por qué lo gigo.

Esteban Dublín dijo...

Susana, te agradezco mucho. Un beso.

David, es una fotografía inspiradora. Es mérito del artista.

Angelita, gracias. ¿Dónde encuentro esa lista?

Miguel Ángel, en este contexto, mucho más.

Manu, te escribí a tu correo. Abrazos.

Anita Dinamita dijo...

Esta foto me parece preciosa, supongo, claro, que es un montaje. Pero tan bien pensado como tu micro.
Gracias por ponerle palabras
Abrazos

Esteban Dublín dijo...

Anita, soy yo el que debe agradecerle al fotógrafo por regalarnos este momento. Me parece maravilloso encontrar estas cosas, en medio de la guerra, triunfa el amor. Qué cursi es, pero que inspirador resulta.