lunes, 6 de junio de 2011

Previas del diluvio

—No me harás entrar a esa arca —dijo la anciana esposa de Noé—. No me engañas con ese truco de conservar la especie.

7 comentarios:

Ananda Nilayán dijo...

Es lo que tenemos las mujeres, que cumplimos años y ya no nos creemos casi nada :)

Abrazos

Susana Camps dijo...

¡Qué malpensada, la señora! Menos mal que él era un artista en la conservación de la especie. Lo que te quedará por contar...
Saludos

Salemo dijo...

Ellas siempre desconfiando. Así está el mundo.
Saludos.

Daniel Sánchez dijo...

jejejje.

Muy bueno Esteban.

Esteban Dublín dijo...

Ananda, ojalá creyeran. Además, así fuera una excusa, es una buena excusa, ¿no crees?

Susana, queda mucha tela. Mucha.

Miguel Ángel, por eso estamos como estamos, desde el Diluvio. No es casualidad.

Gracias, Daniel.

Metalsaurio dijo...

Pues si finalmente no entró en el arca habrá que echarle imaginación para averiguar como eran nuestros ancestros antediluvianos...y con quien procreó Noé! :)

Un saludo.

Esteban Dublín dijo...

Habría que ver cómo fue todo, Metalsaurio. Me gusta pensar que tenemos el poder de intervenir el pasado.