miércoles, 28 de marzo de 2012

100 años después

Soy el único fantasma que queda en esta casona. El resto ya descansó en paz.

5 comentarios:

Gi dijo...

La soledad del fantasma longevo es terrible.
Saludos

Melvin Rodríguez Rodríguez dijo...

Espero que algún día si alguien compra la casa no le dé por ponerse a atormentar.

Los fantasmas, son un fenómeno extraño, atormentan, son atormentados.

Mei Morán dijo...

La tragedia de lo inmortal!!

Verónica C. dijo...

Qué terrible ha de ser su soledad y su incertidumbre.

Abrazos

Esteban Dublín dijo...

Gi, como es terrible ese complejo de eternidad donde la paz no llega. Un beso.

Melvin, el tormento del fantasma como punta. Eso es.

Mei, que llegue el día de la paz.

Verónica, la sensación de la soledad. Un beso.