miércoles, 12 de junio de 2013

Cuentitos al francés

La semana pasada, fui testigo de un nuevo milagro que no sería posible sin las nuevas tecnologías. Gracias a Manu Espada, amigo y referente del microrrelato, tres de mis textos llegaron a Carolina Lepage y Justine Ladaique (ambas académicas universitarias), quienes amablemente tradujeron tres de mis microrrelatos al francés. Pero como si esa alegría no fuera suficiente, me realizaron una entrevista que fue publicada en Trababordo (Lectures D'ailleurs), el blog que dirige Carolina. A continuación, la comparto para todos ustedes.

Tradabordo:¿Cuánto hace que escribe y qué lo impulsó a escribir? 
Esteban Dublín: Creo recordar que escribo desde siempre. Antes de dedicarme al microrrelato, escribí dos novelas que hoy guardo en un baúl con algo de vergüenza. Con respecto al microrrelato, escribo textos desde el año 2008. Lo que me impulsó a escribir fue la naturaleza misma de contar historias. Creo que narrar es una necesidad humana.

T: ¿Qué clase de lector es? 
E. D: Uno bastante ecléctico. Mis lecturas adolescentes se relacionaron mucho con las caricaturas de Hergé y Gossiny & Uderzo. Posteriormente, abordar los clásicos se me hizo necesario y así llegué a Kakfa, Flaubert, Dostoyevsky, García Márquez, Borges, Tolstoi, Nabokov, Wilde, Shakespeare, Poe o Stevenson, entre muchos otros. De un tiempo para acá, alterno novelas de autores contemporáneos con el microrrelato, donde el libro impreso y el blog se han convertido en mis fuentes principales de información.

T: ¿Cuáles han sido sus principales fuentes de inspiración llegado el momento de escribir – ya sean del campo literario u otros? 
E. D: Ítalo Calvino, García Márquez, Silvio Rodríguez, Joaquín Sabina y muchísimos otros más. Pero más allá de los autores, considero que la inspiración principal la encuentro en la calle. Como creativo publicitario, debo estar muy al tanto de las tendencias, ya sea para saber a dónde dirigirme o, por el contrario, para determinar cómo puede resultar interesante modificar la línea de esa tendencia.

T: ¿Cuando escribe, piensa en el « lector », si así fuera, quién / cómo / dónde está? 
E. D: En realidad, no pienso en el lector de una manera consciente. Solo cuando veo el resultado final de mi texto, me pongo en ese lugar. ¿Es claro este texto? ¿Está aportando algo nuevo al lector? ¿Está valorando su ingenio? ¿Lo consideraría literatura? Esas son las preguntas que me hago, pero solo salen a la luz en un momento final, previo a la publicación.

T: Cuando está falto de inspiración, ¿dónde o cómo la encuentra de nuevo? 
E. D:Leyendo. Lo he probado y comprobado varias veces. La lectura es mi fuente inagotable de reinterpretación.

T: ¿Nos puede hablar un poco del cuento traducido aquí? 
E. D. El primero, "Serial", es un microrrelato inspirado en la idea de que todo tiene una relación entre sí, es esa imagen recurrente de que las cosas están conectadas y que nada pasa si no existió una causa previa. Es un microrrelato que refleja una imagen muy propia del Caribe colombiano y que me resulta muy emocionante por esa razón. "Bromas del tiempo" es una idea recurrente que surge alrededor de los misterios que encierra el tiempo, de qué es lo que pasaría si el tiempo, de repente, decidiera modificar las horas a su antojo. "De lo humano y lo divino" es un microrrelato que nació de un texto leído en el blog de Javier Puche (La puerta falsa). Narra el esfuerzo de un ángel por cumplir su labor de guardián y la posibilidad del fracaso aún en la divinidad.

T. ¿Qué impresión le causa saber que su cuento está siendo traducido? 
E. D: Es un orgullo inmenso. Cuando escribo, no pienso cuáles serán los efectos posteriores de mis textos, pero que resulten premiados, antologados o traducidos es una felicidad difícil de describir.

T. ¿Qué opinión le merecen las nuevas tecnologías en lo que a literario se refiere? 
E. D: Debo empezar por decir que si no fuera por mi blog, tal vez no tendría un libro publicado, ni textos premiados, ni estos microrrelatos traducidos. Los cuentitos se ha convertido en la plataforma vital de mis publicaciones, porque es la que ha sustentado la base de todo lo que me ha sucedido como escritor. Las redes sociales, por su parte, han contribuido mucho a la difusión y me parece que desconocer las nuevas tecnologías resultaría excesivamente inocente. El arte se modifica todo el tiempo y la literatura, a través de otras plataformas, no puede desconocer esa realidad. Por el contrario, adaptarlas no solo me parece necesario, sino también lógico.

T. ¿Si estuviera en el lugar de Rilke, qué consejos le daría a un « joven poeta / escritor »? 
E. D. Que antes de lanzarse a escribir, lea. Que cuando se lance a escribir, pula. Que cuando escriba, relea.

2 comentarios:

David Moreno (No Comments) dijo...

Enhorabuena Esteban, es un orgullo que tus microrrelatos sean leídos en otras lenguas. Así se llega a más lectores.

Un saludo indio
Mitakuye oyasin

Esteban Dublín dijo...

Muchas gracias, Pedro querido. Es una alegría inmesa.