lunes, 23 de marzo de 2009

Cuentito número 100

—Increíble —le dijo el cuentito número 0 al cuentito número 100.
—¿Increíble qué? —respondió el cuentito número 100.
—Que seas el cuentito número 100 —replicó el cuentito número 0.
—Increíble, ¿por qué? ¿Acaso no soy parte de tu recopilación? —dijo extrañado el cuentito número 100.
—Sí, sí —dijo el cuentito número 0—. Lo que pasa es que nunca pensé que tuviera tanto que decir.

(Este espacio llega a su cuento número 100 y les agradece a todos ustedes el fervor y el cariño con que lo siguen. Tengan por seguro, que los sentimientos al escribir cada historia son absolutamente recíprocos).

12 comentarios:

solohonestidadbrutal dijo...

Felicitaciones, ojalá a esos 100 le sumen muchos más..! :)

Túrin dijo...

Aplausos por esas 100 joyas... y que vengan muchas mas!

Johan Bush Walls dijo...

Salú pue, por los cien cuentitos.

Siga poniendo ceros adelante maestro.

Alejandro Ramírez dijo...

Cien cuentos no es poca cosa. Felicitaciones. Y suscribo lo que dices: la brevedad por encima de todas las cosas.

Desde mi pequeña casa en la red,
http://cuentominicuento.blogspot.com/

female dijo...

gracias por tus cuentitos, gracias por seguir estando

Nancy dijo...

Felicidades, maestro Dublin. Que postees chorrocientos cuentos más.
Apapachos felices.

yacasinosoynadie dijo...

cien¡¡¡ Wow... tremendo Esteban... tremendo... abrazote de acá pa allá

Esteban Dublín dijo...

Talei, ojalá. Yo espero que sean 200, 300, 1000, un libro.

Túrin, muchísimas gracias. Espero lo mismo.

Johan, salú. Bienvenido siempre a brindar con estos pequeños y espero seguir poniendo ceros adelante.

Alejandro, por el número, 100 gracias. Y que viva la brevedad.

Female, gracias a ti por escuchar los cuentitos, gracias por seguir estando.

Nancy, espero lo mismo. Apapachos para ti también.

Jorge, 100, ¿quién diría? Otro abrazo de aquí para allá.

Fernando Ramos dijo...

He leido una buena cantidad de esos cien, felicidades.

Esteban Dublín dijo...

Fernando, te agradezco enormemente. Espero que sigas leyendo otra buena cantidad.

Verónica dijo...

Te cuento que aunque me demoro en pasar siempre que entro tengo que desatrazarme. vos sabes que me encantan tus cuentitos, un abrazo y gracias a vos por compartirnos y entretenernos con tus ellos.

Esteban Dublín dijo...

Vero, una alegría enorme la que me da siempre que te veo por aquí. A ti, muchas gracias por estar pendiente de los pequeños cuentos.