miércoles, 28 de octubre de 2009

Empezar de nuevo

Queridos amigos, el dolor de cuento ha pasado. Me retracto de lo que dije en la entrada anterior y, pasada la pena, empiezo de nuevo. Lo primero que tengo por decirles a todos es gracias por la solidaridad que me expresaron. Lo siguiente es contarles que ya tengo equipo nuevo y que he podido recuperar algunas cosas. Otras aún me faltan, pero espero encontrarlas pronto. Un saludo para todos y que vengan los cuentitos.

25 comentarios:

Bays dijo...

Ay qué tristeza, qué rabia, qué impotencia!
Esos hijos de puta no tienen idea de que los datos en esa compu tienen mucho más valor que la compu misma, incalculable.
Sos demasiado bueno en tus deseos. Yo te ayudo: que se les inunde el rancho donde viven y una vez seco se les incendie y el fuego se lleve todo lo bonito que hayan comprado con la plata que saquen al vender lo que tan inescrupulosamente te robaron. Y, finalmente, que salga en las noticias para que te enteres y lo disfrutes.

Quimera dijo...

Mmm mala cosa... Pero bueno... Suele pasar que los amigos de lo ajeno se lleven cosas invaluables... En vez de llevarse a ciertas figurillas que rondan nuestro país se van a llevar tu compu... :'(
que se raspen la rodilla!

Ananda Nilayan dijo...

Bueno, un desahogo ante la rabia y la impotencia no viene mal. Y encima, te salió artístico, Esteban, que tienes arte hasta para cabrearte!!!
No te preocupes, que ninguna acción buena o mala se pierde y todo vuelve (y el día que les llegue a estos, ufff...)
Ánimo y aunque irreparable todo ese trabajo, poco a poco podras volver a componerlo. Un abrazo.

Víctor dijo...

¿En serio te robaron, Esteban? Mecagontoloquesemenea... Como no voy a poder decir nada que te reconforte, por lo menos tienes mi apoyo y que sepas que me solidarizo contigo. Habrá que ir con cuidado.

Un saludo, Esteban.

Mauricio Duque Arrubla dijo...

Qué mierda eso, Esteban. Lo siento mucho. Más por el equipo por todo el trabajo. Sé que ya es tarde pero te recomiendo este servicio. www.dropbox.com

hace una copia de la carpeta que selecciones en internet y puedes sincronizarlo con otros equipos además. Es gratis hasta por 2 GB y copia de manera autoática lo actulizado cada vez que te conectas a internet o cuando modificas un archivo estando conectado. Es gratis hasta por 2 GB

Y la madre que los parió a esos HDP

Campanula dijo...

Oye lo lamento, lo peor es que lo que mas duele es haber perdido información que uno sabe ya no va a recuperar, pero bueno Esteban, nuevos cuentos, mejores trabajos, ya todo llegara, y tranqui que con la deshidratación que les va a causar el daño de estomago que les deseaste de seguro van a quedar sin ganas de volver a robar.
un abrazo bien sincero.

Walter Giulietti. dijo...

Dios mío Esteban. Horrible lo que te pasó.
Me gustaría seguir desarrollando tus deseos y maldiciones para con los ladrones, haciéndolos más drásticos y sufribles, pero respeto tu reserva poética de prohibirles el mar.
Obviamente, mis pedidos de justicia y consejos de cómo tratar a los malhechores ya fueron emitidos al dios padre, pero aludiendo a mi carácter de ateo, no creo que tengamos suerte con el cumplimiento de mi solicitud.

Mi más sentido pésame, y que no decaiga.

El talento no se roba, mi querido Esteban.

Martín dijo...

Que dolor inmenso. Me solidarizo. El blog sigue aquí, al igual que tus lectores. Eso es mucho más que un excelente nuevo punto de partida.

psicoisapecat dijo...

Sinceramente, tu sentimiento es más intenso de lo que logras mencionar. Sólo desearte suerte, mucha suerte, para que se compadezcan y puedas recuperar tu trabajo, lo demás, es lo de menos.
Un fuerte abrazo.
Isabel

Nancy dijo...

Yo sólo puedo apapacharte... no sé qué decir ante esta terrible pérdida.
Que los parta un rayo, que se les piquen las muelas y no puedan comer chocolates... que les de conjuntivitis y no puedan ver lo que más quieran...
Y bueee... afortunadamente eres una fuente inagotable de creatividad y sigues entero.
Más apapachos

Esteban Dublín dijo...

Gracias a todos por la solidaridad. Auguro que esta entrada muy pronto será eliminada, debido a que por más rabia que tengo y por más mal que me hayan hecho, lo que menos deseo en realidad es el mal ajeno.

Clara dijo...

Esteban, siento mucho lo que te ha ocurrido. No sabes cuánta rabia comparto contigo.
Pero una cosa es segura... nadie podrá robarte tu creatividad.

Un besazo y ánimo!

Julibelula dijo...

Estebanm que mal genio... Detestables asquerosos, mejor que la diarrea, la gripa, la mordida de perro y todos tus deseos justificables, que les de dengue hemorrágico para que sepan lo que es bueno, por ratas...
Espero que pronto recuperes tus ganas de escribir.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Mierda¡¡¡¡¡, no hay palabras, sobre todo pensando en todo el trabajo maravilloso que tendrías guardado. qué mala pata, espero que no puedan abrir el ordenador y que se arrepientan de lo que han hecho.
Un abrazo
Teresa

Eduardo Berti dijo...

Lo siento mucho, querido Esteban. Qué rabia...
Te mando un abrazo muy grande.

no comments dijo...

Espero que no te hayan robado tu imaginación y tus ganas de seguir relatando historias.
Me solidarizo con este dolor de cuento, tienes mi apoyo.

Un saludo indio

Esteban Dublín dijo...

Reitero mi agradecimiento con todos ustedes. Les cuento que ya tengo equipo nuevo. He logrado recuperar gran parte del trabajo. Algunas cosas todavía no, pero tengo esperanzas. De aquí en adelante, deberé andar con más cuidado. Abrazos agradecidos a todos por su solidaridad.

El Gemelo Malvado dijo...

Felicitaciones, E, veo que tu blog sigue creciendo

Lau dijo...

Hace poco estando con unos amigos nos asaltaron tres tipos. Nos dejaron sin nada.
Ese día se llevaron un cuaderno donde tenía los borradores de mis entradas y cosas muy personales, un libro y todos mis documentos, mi celular y todo lo que tenía.
Lo que mas lamenté fue el libro y mi cuaderno. Desde ese día no escribo igual. Al parecer me robaron algo mas o lo perdí aquel día espero encontrarlo pronto.

Johan Bush Walls dijo...

Vamos por partes, ¿quiere decir que en Bogotá todavía se atreven a llevar una laptop consigo en el transporte público? En Guatemala eso es inconcebible, y si se anda en auto hay que meterla a la cajuela sin que nadie la mire.

No borre la entrada maestro Dublín, déjela, creo que no es bueno desearle el mal a nadie, pero ¿de qué otra forma se desahoga uno?

Yo hubiera sido más drástico en mis maldiciones.

Me solidarizo, ojalá todo fuera un cuento pajero y que resultará que al final fue paja que le robaron; pero me temo que no será así.

Un abrazo maestro.

Salú pue.

Esteban Dublín dijo...

Lau, Johan, gracias por sus buenos deseos.

Te cuento, Johan, que Bogotá es una ciudad insegura, pero últimamente el crimen ha aumentado. La gente de los pueblos se está acercando más a la capital y la falta de oportunidades ha derivado en delincuencia común. En todo caso, ya pasó. Hay que empezar de nuevo.

yacasinosoynadie dijo...

ya pasará y volverá otra vez... adelante hermano, no hay de otra...

Esteban Dublín dijo...

Así es, Jorge. Pa' lante y pa' llá.

La Falsa Alicia dijo...

Que bueno que ya todo está mejor por aqui!!!! Precioso cuento, el del pequeño unicornio!

Esteban Dublín dijo...

Muchas gracias, mi pequeña Alicia. Besos.