jueves, 1 de octubre de 2009

Mensaje divino

—¿Alguien me ha llamado, Alan? —pregunta Daniel Frini a su hijo luego de saludarlo.
—¡Sí, papá! —se apresura el muchacho—. Un señor Dios como siete veces. Que hagas el favor de dejar de cambiarle las historias.

23 comentarios:

Víctor dijo...

Daniel: ni caso, sigue con las versiones bíblicas, hasta que te envíe una plaga. Viva la heterodoxia.

Esteban: continúa con tus homenajes. ¿Qué debo hacer para tener el mío? ¿Hacerme -oficialmente- seguidor?

Un saludo.

no comments dijo...

En todo caso haz caso omiso, sigue con tus cuentitos y con tus versiones bíblicas. Y si Dios se enfada pues dos trabajos tiene...
¿Homenajes? ¿y YO?

Un saludo indio

SIL dijo...

He paseado por Danniblog, y me vi compelida a interiorizarme acerca de Daniel Frini... pero, él debería quedarse tranquilo por ahora...
Dios va a encargarse primero de Dan Brown...
:)
Saludos.

Nancy dijo...

Esteban, siempre me obligas a visitar maravillosos sitios.
Gracias, por las sugerencias y por los cuentos.

Julibelula dijo...

Uy yo que vivo diciendo que Dios me ignora por estaro oyendo música en el iPod... Siquiera Lola no puede contestar el teléfono.

Female dijo...

El Dios mío y yo estamos felices de leer este cuentazo...
sr.Dublín, la rompió con este cuento.

Un beso

Mauricio Duque Arrubla dijo...

Reportando sintonía desde Bogotá (no comento mucho peros iempre paso)

psicoisapecat dijo...

Primera vez que entro a tu blog, y a si es verdad, me ha encantado, seguro que te volveré a leer.
Un fuerte abrazo.
Isabel

Walter Giulietti. dijo...

Esteban, venís con una performance irrefutable.
Hoy, doble mérito: el cuentito, por supuesto, y presentarme a este pibe.
Saludos!!!

Esteban Dublín dijo...

Como bien dices Víctor. Con Frini no hay caso, un día de estos le va a llegar una plaga de Egipto y no va a tener cómo refutarla. Para tener tu cuentito lo único que debes hacer es inscribirte en la sección de seguidores. Mejor dicho, pedir un cuento a cambio de tu nombre. Con eso, más allá de tener un número, lo que hago es controlar el orden en el que la gente se ha inscrito. Por eso es importante, mi amigo.

No comments, Dios lo que tiene son trabajos, pero quién sabe en qué momento le saquen la ira. Y, repito, más que un homenaje, lo que hago es escribir cuentitos a las personas que se inscriben en Seguidores. Si quieres el tuyo, sólo debes hacer clic pedir tu cuento a cambio de tu nombre.

Sil, ¿de Dan Brown? No, querida mía. Ese yo creo que Dios se lo deja al Vaticano. Demasiado ocupado estará para perder el tiempo así.

Nancy, el de Daniel no te lo pierdas. Yo siempre salgo gratamente sorprendido.

Jilibélula, tal vez por eso, tal vez por otra cosa. La situación allá arriba debe estar bien complicada, con todo lo que tienen que lidiar...

Female, me encanta, de nuevo, que sea de tu agrado. Besos.

Mauro, no dejes de comentar. Verte por aquí siempre me alegra.

Maria Isabel, entonces por aquí te espero. Siempre encantado.

Walter, qué bueno contribuir a que conozcas los cuentos de Frini. Me gustaría ayudar también a que la gente conozca más los tuyos. Vamos a ver cuánto falta....

yacasinosoynadie dijo...

es una especie de PLOP... pobre Dios.

Lauri dijo...

Pareciera que Dios también escribe microcuentos (pero la compilación de los suyos es enormeeee)
Muy gracioso!!! Y debo decir que visité el blog de Frini, y salí sorprendida.
Un beso grande!!!!!

Lauri dijo...

¡Olvidé aclarar algo! Vos me recomendaste hace un tiempo, entre algunos otros, el blog de Daniel. Todavía no había hecho los deberes, no había entrado,y me lo venía perdiendo... Gracias, Estéban!!!!

Citopensis dijo...

"Dios golpea con el dedo, con la punta, sobre el hombro de los que escriben.

Sabe que no hay mejor humano para decirle lo que piensa..."

"El tipo que escucha... a Dios".

Y tal.

Esteban Dublín dijo...

Jorge, yo creo que Dios a veces también se sorprende. La omnisapiencia aún no ha acabado con la capacidad de asombro.

Lauri, si tuviera que definir en una palabra el humor de frini, tendría que decir bíblico. Qué bueno que lo conozcas.

Alberto, magnífica réplica.

Jorge Acero Liaschevsky dijo...

El cuento es muy corto, pero perfecto para una mente bipolar y para un ateo...

Daniel Frini dijo...

¡Gracias, Esteban, por el homenaje!
Un gran honor para mi.

De todas maneras, vale aclarar que las mías son las versiones originales de cada una de las historias. Pasa que Dios sí les habla a los hombres, pero por radio y en noche de tormenta; entonces sale la mitad de lo que dice, y no hubo m{as remedio que completar con la imaginación los espacios en blanco.

Nanim dijo...

Esteban demuestra que siempre hay un giro más que puede sacar otro destello. Saludos y felicitaciones patagónicas.
PD: Si llego a ser referenciada, que sea en día de descanso.

Esteban Dublín dijo...

Jorge, no necesariamente el cuento precisa que el lector sea un ateo, ya que un cristiano que lea a Frini va a darse cuenta a qué se refiere el cuento.

Daniel, querido amigo, ha sido un placer enorme que el cuento haya sido de tu agrado. Tu explicación le viene bien a tus lectores, así que gracias porque no está de más.

Nanim, muchas gracias por esas palabras. Con respecto a tu referencia, eso sí no sé en qué momento se dé. Cuando tenga que salir, saldrá. Besos.

Johan Bush Walls dijo...

-Hijo, ¿me ha llamado alguien?

-Nadie papá. (No importa que llame mil veces, ni que diga que se llama Dios, sé que no puede existir alguien con ese nombre).

Salú pue

Esteban Dublín dijo...

Gracias por tu versión pajera, querido Johan.

psicoisapecat dijo...

Muy buena...!
Sarcástico encubierto, genial!
Isabel

Esteban Dublín dijo...

Gracias, Isabel. Un gusto que te guste.