miércoles, 3 de agosto de 2011

601

Desde que murió la esposa del vecino del 601, dos años atrás, el hombre no ha hecho otra cosa que colgar los cuadros de su mujer por todo el apartamento. Lo que resulta insoportable es el método que emplea: un taladro eléctrico. El ruido es ensordecedor. Mañana, tarde y noche, el taratateo siempre interrumpe mi paz. Mis vecinos y yo lo hemos intentado todo: llamados de atención comunales, juntas extraordinarias, quejas con la policía, amenazas anónimas, pero nada ha funcionado.

Hace unos días, sin embargo, recibí una visita de mi madre, que no va nunca a mi casa, pero no ha hecho otra cosa que preguntarme por el viudo desde que se topó con él en el ascensor. Solo han pasado unas semanas, pero el sonido del famoso taladro dejó de escucharse y —para mi alegría— mi madre ha empezado a visitarme todos los días.

10 comentarios:

Rocío Romero dijo...

Dicen que nunca falta un roto para un descosido :-). Me gusta la ingenuidad del protagonista narrador y cómo avanza la historia hacia el final, si no feliz, al menos "apañado". Enhorabuena Esteban.

PD. ¿erratilla en "los cuadros que de su mujer"?

Abrazos

Elysa dijo...

Bien por esas visitas de la madre por lo que conlleva de tranquilidad, jajaja
Un micro delicioso.

Besitos

Ananda Nilayán dijo...

Lo que me queda en duda es si el motivo fue un flechazo o que la madre se sacrificó por la paz de su hijo jajajaja
(Es broma!!!, está muy bien narrado)

Besos

Angela María dijo...

jajaja yo tenia un vecino asi!! la verdad no se si lo q colgaba era cuadros de su esposa o que pero si el taladro era su juguete favorito!!

Un beso.

Susana Camps dijo...

Real como la vida misma, y en dos párrafos.
Abrazos veraniegos.

Daniel Llénobrac dijo...

Hola, Esteban, bueno el micro, pero dice: "Mañana, tarde y noche, el taratateo interrumpe mi paz a cualquier hora del día".

Creo que la frase "a cualquier hora del día" es sobra, pues ya se han dicho los momentos en que se taladra y se rompe la paz.

Un saludo :D

Esteban Dublín dijo...

Rocío, ¿ingenuo yo? ¿Acaso qué insinúas que está haciendo mi madre, ah? ;)

Elysa, no sé qué pasó, pero el sonido cesó.

Ananda, a mí me queda en duda lo que insinúas de mi madre. Besos.

Esteban Dublín dijo...

Angelita, ¿estás segura que usaba el taladro para colgar cosas? Con eso del juguete favorito no puedo evitar pensar en una enferma ambigüedad.

Susana, a veces pienso que dos párrafos son un despilfarro, así que gracias por la validación.

Daniel, muchas gracias por la observación. Considero que quedó mejor ahora.

Ananda Nilayán dijo...

OPS!!!!!

Con permiso, entonces... pregúntale a ella de mi parte, por favor ;)

Besos

Esteban Dublín dijo...

Lo haré, Ananda.... Un beso.