viernes, 21 de octubre de 2011

Micro-Leituras

Últimamente, las buenas noticias me han llegado en masa. Esta nueva me hace muy feliz y quiero compartirla con ustedes. José Eduardo Lopes es un escritor portugués que ha tenido la amabilidad de considerarme para una antología de microficción en su idioma. Lo realmente sorprendente fue la cantidad de microrrelatos de este servidor que se dio a la tarea de traducir. Debo decir que leer mis textos en otro idioma me dejan un especial sabor de boca.

Indelével
Nas noites de Lua Cheia, as tatuagens de Gía ganham vida. Até ao momento, não se apercebeu do que sucede com os desenhos que adornam a sua pele, porque apenas tem desenhadas rosas, que nessas noites acabam por rodear a sua cama como um jardim circular que desaparece automaticamente com os primeiros raios de Sol; e porque as estrelas que possui espargidas pelo ombro direito, pelo ventre e parte inferior do tronozelo, saltam do seu corpo para posarem sobre a sua casa como um tríptico estelar. O verdadeiro inconveniente disto é a sua última tatuagem: o clássico coração rubro atravessado por uma afiada adaga de cobre.

Aquí el enlace para leer los otros microrrelatos traducidos al portugués. ¡Muchas gracias, José!

8 comentarios:

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Ya "te vi" por allí, Esteban.

Enhorabuena, tu trabajo lo merece.

Un saludo,

No Comments dijo...

Enhorabuena.
Leer tus micros en otros idiomas es seguir creciendo. Y aunque no entiendas el idioma en cuestión, debe ser algo especial saber que así llegarás a más gente.

Un saludo indio

esarrian dijo...

felicitaciones...y que cantidad de traducciones!!!

Elysa dijo...

Enhorabuena, Esteban, es una gran noticia.


Besitos

José Eduardo Lopes dijo...

Gracias por todo,es un placer leer y traducir una buena historia. Tomando tus propias palabras: "Creo que el secreto del escritor está en su disciplina. Leer es lo único que te permite -y te inspira- a escribir".

Un abrazo desde Portugal
José

Esteban Dublín dijo...

Pedro, gracias.

David, no imaginas lo especial que es verte traducido a otro idioma. Piensas de repente que esas cosas jamás podrían sucederte y luego te das cuenta de que estás traducido a dos idiomas. La alegría no puede ser más grande.

Esarrian, gracias. ¡Digo lo mismo! ¡Son muchas!

Elysa, te agradezco. De verdad que recibir tan buenas noticias en tiempos de dificultades alimenta el espíritu.

José, una vez más, agradezco tu generosidad en darte a la tarea de todas estas historias nacidas de la disciplina y el amor que tengo por la literatura.

Garcibáñez dijo...

Hola Esteban, bueno simplemente decirte que el idioma no debería ser nunca barrera, sino algo que enriquezca la cultura, y fuera prejuicios, a cuanta más gente puedas llegar mejor.
Un cordial saludo.

Esteban Dublín dijo...

Garcibáñez, claro que sí. Yo soy el primero en agradecer esta traducción, porque me parece fascinante que otros que no hablan mi idioma accedan a lo que escribo. Un abrazo.