viernes, 23 de diciembre de 2011

Tiempo de balances

Cada vez que termina el año, me gusta despedirme de ustedes, queridos lectores, haciendo un balance de lo que me dejó. Debo decir que me siento afortunado. Han sido muchas gratas sorpresas y siento que la vida me sonríe, cosa que me emociona y me empuja a seguir haciendo lo que amo. 

Lo primero que debo decir es que este año me casé. Mi esposa ha sido el mejor regalo que he recibido en mi vida. Llegar del trabajo y tener su presencia a mi lado es un obsequio que no se compara con ninguno. Definitivamente, la mujer con la que duermo fue con la que siempre soñé.

En lo profesional hubo muchos cambios. Fracasé en un proyecto que me había trazado, pero me levanté rápido y recompuse mi ruta. Hoy trabajo al lado de exigentes profesionales que todos los días sacan lo mejor de mí. 

Con respecto a la literatura, hubo grandes alegrías también. Quedé finalista en el Concurso de Ciencia Ficción de Art Gerust (página que he criticado mucho por el último fallo que dio y en la que declaro no volver a participar) con el microrrelato Horóscopo, los micros Izquierda y Guardián salieron publicados en el diario Tiempo Argentino, gracias a una convocatoria realizada por la excelente página Cuentos y más, Pegaso voló alto y se coló entre los finalistas del X Certamen de Microcuento Fantástico miNatura, De lo humano y lo divino se llevó el primer puesto en el Concurso de Wonderland, que también gana en prestigio, y tuve la gran fortuna de que un gran número de mis microrrelatos hubieran sido traducidos al portugués gracias a Jose Eduardo Lopes. Y como para cerrar con broche de oro, hace un par de días me publicaron al lado de Hemingway. Increíble, el cuento del Nobel, claro. Adicionalmente, La Internacional Microcuentista sigue creciendo a pasos agigantados y gana en lectores día a día. 

Como ven, no tengo sino una palabra: ¡Gracias! Algo que le debo a Dios y que hago extensivo a todos ustedes por su lealtad a este espacio que el próximo año llega a los cuatro años de vida. 

Que pasen unas felices fiestas y nos vemos en enero, cuando haya descansado lo suficiente de este año que me sacó más de una cana, pero que termina con muchas buenas noticias. Levanten su copa y brinden conmigo. ¡Salud!

11 comentarios:

Poa dijo...

Mi amor, tú también has sido el mejor regalo de mi vida. Y definitivamente no sólo eres el hombre con el que siempre soñé, sino con el que sueño todos los días para construir un futuro mágico. Le doy gracias a Dios por haberme permitido compartir contigo un año lleno de logros. Y brindo porque sé que el próximo año viene cargado de miles de bendiciones más. ¡Salud!
Te amo ultratempomaginfinito.

Elysa dijo...

Después de leer el anterior comentario... pues eso, levanto mi copa y brindo con ustedes.

Besitos a ambos

Ananda Nilayán dijo...

Enhorabuena por todo, Esteban.
Nos vemos en enero. Brindo y te deseo días de luz junto a Poa y todos tu seres queridos.

Abrazos

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Enhorabuena, Esteban.

Decir algo después del regalo de Poa da hasta vergüenza.

Yo me alegro de haber encontrado tus letras, tu literatura. Me alegro, también, por ti y por lo que nos cuentas.

Este año yo también me casé con el amor de mi vida y sé lo que se siente.

Así que brindo por aquellos que conocemos el amor y les deseo a los que no lo conocen, que lo encuentren pronto.

Un abrazo,

Esteban Dublín dijo...

Mi amor, gracias por tu compañía, paciencia y comprensión.

Elysa, Ananda y Pedro, gracias por tan buenos deseos. A todos, felices fiestas y nos vemos en 2012.

Pablo Gonz dijo...

Salud, Esteban. Vas por un buen camino. Sigo leyéndote.
Abrazos,
PABLO GONZ

Anita Dinamita dijo...

Esteban, yo también brindo contigo por todas esas cositas buenas que tuviste el año pasado!!!
Te deseo el nuevo año un montón de deseos y sueños por cumplir y que el amor siga inundando tu vida!
Abrazos

David Moreno (No Comments) dijo...

Enhorabuena por todos tus logros tanto personales como profesionales. Seguro que este 2012 sigues en el mismo camino.

Un saludo indio

Esteban Dublín dijo...

Pablo, Anita y David, saben que este espacio es suyo. Agradezco sus palabras de corazón y espero que los buenos deseos se multipliquen por la tabla del 1000. Un abrazo para todos.

manuespada dijo...

Enhorabuena por todas estas cosas buenas que te ha dejado el 2011, a por el 2012. Un abrazo.

Esteban Dublín dijo...

Muchas gracias, Manu. Te deseo lo mejor para este 2012.