lunes, 2 de agosto de 2010

Stop

El mundo ha dejado de girar. Nada se mueve, ni los hombres, ni los animales, ni siquiera las hojas de los árboles. Yo, sin embargo, muero de pánico: estoy escribiendo esto.

10 comentarios:

No Comments dijo...

Me gustó mucho la imagen que describes, de pánico total. Quizá buscaría otro título...

Un saludo indio

Ananda Nilayán dijo...

...
...
...

Y entonces yo... qué hago leyendo???

Besitos

Patricia dijo...

Si nada se mueve,presagio de mala tormenta. Naturaleza acechante y bloqueo de escritor (según el título) dos buenos motivos para morir de pánico.

Martín dijo...

Excelente! De las mejores ráfagas que te leí. Te felicito.

Alís dijo...

Creí que no podría comentar... afortunadamente, todo empezó a moverse de nuevo.

Muy bueno

Besos

Isabel González dijo...

He sentido pánico al leerlo, y ahora dinos Esteban ¿qué has escrito?

manuespada dijo...

A ver si me da tiempo a acabar esta frase, porque todo se para a mi aldeded

Lauri dijo...

Alguien tiene que haber en movimiento para poder describir lo sucedido. Lo impactante sería saber a quién le tocaría ese rol, y es más, querer ser uno al que le toque desempeñarlo, más que saberse dentro de la mayoría en stop.
Un beso grande, Estéban.

Esteban Dublín dijo...

David, puede ser, aunque todavía me gusta el actual.

Ananda, dime tú...

Patricia, yo también muero de pánico. No sé cómo puedo responder...

Martín, gracias.

Esteban Dublín dijo...

Alís, gracias a la Tierra... Que sigue girando... ¿o no?

Isabel, he sentido pánico al ver que tantos han podido leerlo. ¿Qué he escrito...? Ni la ficción tiene respuesta.

Manu, ¿sigues ahí?

Lauri, ¿quién nos dice que seguimos en movimiento? Posiblemente la Tierra se detuvo y nosotros seguimos a un ritmo insospechado, donde el tiempo no existe. Qué alegría verte por aquí de nuevo. Hace tiempo que nos habías abandonado.