lunes, 4 de julio de 2011

Aniversario

Ambas copas son idénticas. Ruego porque no las haya cambiado, justo ahora, antes del brindis.

10 comentarios:

Víctor dijo...

Bueno, Esteban. Pero para mí, le sobra la última frase, por evidente. Debes dejar que el lector participe más, ¿no crees? Abrazos internacionales.

Anita Dinamita dijo...

Cuando se pone cianuro en una copa no hay que perderla de vista... lección aprendida.
Abrazos

Ananda Nilayán dijo...

Vaya chapuza!!!... envenenar es un arte, no para aficionados.
Opino como Víctor, la explicación del cianuro no es necesaria, se capta totalmente.

Abrazos

Esteban Dublín dijo...

Víctor, tienes razón. La última frase sobra. A veces me traiciona el género. Gracias por compartir tu crítica. Sabes que aquí la recibo encantado.

Anita, ya lo sabes. Que no te pase.

Sí, Ananda. Estás en lo cierto. Es más, lo quitaré.

Gemma dijo...

No hace mucho vi esa misma escena en una peli de terror. Está protagonizada por Belén Rueda y se llama "Los ojos de Julia". Muy recomendable.
Abrazo

Esteban Dublín dijo...

Gracias por la recomendación, quedida Gemma. Veré si llega al país. Un beso.

Angela María dijo...

jajaja, este me recordo una clase que tuve el semestre pasado, sobre como matar a alguien sin ser descubierto... jajaja claro que este es un poco despistdo y anita dinamita sabe como es!

un beso.

P.D: Esteban,estos dias me voy a ausentar, pero cuando vuelva leere todos... no creas que ve voy.

Esteban Dublín dijo...

Que disfrutes tu descanso, Angelita. Esta casa te espera con los brazos abiertos.

Campanula dijo...

Señor Esteban yo siempre leo, solo que creo que he dejado de comentar :S, un abrazo como siempre excelentes

Esteban Dublín dijo...

Señorita Campanula, para mí es una alegría tenerte siempre por aquí. No dejes de comentar. Un beso.