lunes, 18 de julio de 2011

Eco

Salí a la playa y, como una alfombra, levanté el océano. De repente, se me quitaron las ganas de aprender a nadar.

8 comentarios:

Víctor dijo...

Una imagen muy daliniana, Esteban. En algunos de sus cuadros aparece esa imagen del niño levantando el mar. ¿Te basaste en ella? Me gustó el remate del hiperbreve: tiene muchísima razón. El mar debe dar asco por dentro.

Abrazos internacionales.

Patricia Nasello dijo...

P R E S I O S O!!!
Normalmente te leo en silencio, esta vez no pude callarme.

Un saludo cordial, Esteban

Ananda Nilayán dijo...

Hoy debo estar espesa... no lo termino de entender con el título.

Es lo que tiene andar levantando como alfombras todo lo que nos encontramos, pero yo pensaba que bajo el mar no había nada inquietante, tanta paz da estar ahí abajo, en fin.

Abrazos

No Comments dijo...

La imagen es estupenda, en dos líneas creada. Me quedé ahí, con el mar sobre mí. ¿Ahora cómo lo bajo?

Un saludo indio

Esteban Dublín dijo...

Víctor: precisamente. Hay una película de Dalí en la que conversa con Buñuel. El director imagina lo que le cuenta Salvador y la imagen de una niña levantando el mar se puede ver claramente. Es impresionante. Y bellísima.

Patricia, me alegra que no te calles. Siempre prefiero escucharlos.

Ananda, Eco, el título, es una referencia a la ecología, implícita en la resolución del hiperbreve.

David, no lo bajes. Quédate ahí.

Ananda Nilayán dijo...

Ah!!! gracias Esteban... espesa espesa, aquí a la ecología también la abreviamos a eco generalmente.

Esteban Dublín dijo...

Entonces ya sabes a qué se refiere, Ananda. Un beso.

Gemma dijo...

Qué imagen más estupenda, Esteban.
Abrazos