lunes, 1 de febrero de 2010

Añoranza

Cervantes, manco; Borges, ciego; Beethoven, sordo; tú, lejos y yo, aquí, inmóvil, completo e incapaz.

32 comentarios:

Pinkrobot dijo...

Precioso

Ananda Nilayán dijo...

Sin palabras... paradoja: un comentario sin palabras ^^
Peeero, a la vista está que con pocas palabras o sin ellas, se dice más que con ellas.

Abrazo.

Alejandro Ramírez Giraldo dijo...

Hermoso...

Angela María dijo...

Encantador!

Campanula dijo...

Que bonito.
un abrazo

Tereza dijo...

me impresionas. creo que eres el mejor blogger que sigo.

Fernando Ramos dijo...

Esteban: Se te escapó por poquito, creo que te falta redondear el final, le sobran algunas palabras y quizá necesite otras que vayan mejor con el espíritu del texto.

Saludos

Adivín Serafín dijo...

Como diría el otro:9876543210,01234566789
Y como se diría matematicamente, un infinito.
Pero la escritura no se puede juzgar con las matemáticas, asi que un impresionante. Creo que vienes inspirado de tus vacaciones.

Víctor dijo...

Bueno, yo me quedé mudo, Esteban. Pero estoy con Fernando: con el final un poco más pulido (no sé cómo, sino ya lo habría escrito yo mismo) sería tremendo.

Un abrazo.

paisajesytrapecios dijo...

Acabo de llegar a tu blog, y tus micros me han parecido increíbles. Enhorabuena
Espero que te des una vuelta por acá:
http://paisajesytrapecios.blogspot.com/
Un abrazo!

Johan Bush Walls dijo...

Maestro, me desencanta el final. Venía, un personaje, una deficiencia, luego se extiende (por así decirlo) y creo que no cuadra la última frase.

Salú pue.

Salemo dijo...

Me gustó mucho. Y voy a defender el final,ya que fue criticado un par de veces.
Según entiendo, que no es garantía de nada, el final resalta la diferencia entre carencia física y carencia afectiva; yo también me sentiría incapaz ( por ende, incompleto) si ella estuviera lejos, aún sin ser manco ciego o sordo.Y encima sin el talento de los otros tres, claro.

Julibelula dijo...

Que delicia de nostalgia... A veces es mejor no hacer nada, así esa "incapacidad" duele menos...

Esteban Dublín dijo...

Pinkrobot, me alegra que te haya gustado.

Ananda, las palabras son excusas del amor, pero tal vez unas buenas excusas si las usas bien.

Alejandro, rico verte por acá. Te agradezco.

Angela Maria, tal vez te refieres al cuento, porque el protagonista, en cambio, es un cobarde.

Campa, me alegra. Otro abrazo para ti.

Tereza, te pasas con tus halagos. ¿El mejor blogger...? ¡Pero gracias!

Esteban Dublín dijo...

Fernando, te agradezco la crítica. Aunque no sé en realidad si se me alcanzó a escapar. Veré...

Adivín, tus adjetivos siempre me dejan lelo. Inconmesurable, Impresionante... ¿Qué más puedo decir? ¡Gracias!

Víctor querido, yo, personalmente, no le cambiaría una coma, pero igual me parece valioso tu aporte de cómo podrías abordarlo.

Paisajes y trapecios, bienvenido. Espero que no seas de esos que viene a dejar spam y nunca vuelve.

Johan, está muy bien, mi querido amigo, que expreses tu inconformismo con el relato. Pero fíjate que no venía un personaje. Quien narra es el mismo que sabe de las deficiencias de sus héroes. Así que tal vez esa incapacidad de ir hasta donde su amada no requiere de la intertextualidad, porque incluso él también es incapaz en el terreno de las artes. De todos modos, gracias por el comentario. Siempre agradezco las críticas.

Miguel Ángel, tu análisis es impecable.

Jilibélula, una cosa es que el protagonista no quiera hacer nada y otra que le hagamos caso. Yo creo, al contrario que tú, que lo peor que podemos hacer, sobre todo cuando se habla de amor, es quedarnos inmóviles. Un abrazo grande.

sav dijo...

Precioso.

Martín dijo...

Ah bueno! Me ausento por unos días y me encuentro con una pila de cuentitos. Este en particular me pareció espectacular. Respecto al final, que veo que varios han comentado, creo que ha sido bien abordado. Queda abierto, en que está completo, para qué es incapaz. ¿Acaso existe la capacidad absoluta? ¿Que significa estar completo? ¿Se puede estar completo con la mujer lejos? Cuantas preguntas para tan pocos renglones. En eso consiste Esteban, en hacernos pensar. Felicitaciones!

DANIEL SÁNCHEZ BONET dijo...

es muy bello el texto, pero no es de lo mejor que lo he leído.

A mí, estas cosas tan breves, me parecen tan difíciles, aunque he de reconocer que tengo escrito uno que lo estoy guardando para algun concurso que está muy muy bien.

saludos

Esteban Dublín dijo...

Gracias, Sav.

Martín, qué alegría verte de vuelta de tus vacaciones. Me parece muy interesante tu reflexión. No se podría esperar menos de ti.

Daniel, está muy bien tu exigencia. Me parece loable que le pongas altos parámetros a los textos, aunque a veces no entienda bien tu desconfianza con relatos tan breves como este. A ver si nos muestras el tuyo...

psicoisapecat dijo...

Profundo en su mensaje.
Isabel

Esteban Dublín dijo...

Te agradezco, Isa. Abrazos.

Mauricio Duque Arrubla dijo...

Sin palabras. Aunque 'magnífico' se acerca un poco a lo que quiero decir

Gracias por el link, muy bueno ya me suscribí :) Aunque ando con poco tiempo de leer y grabar mis lecturas

Esteban Dublín dijo...

No importa, Mauro. Qué bueno que te haya servido el enlace. Un abrazo grande.

Angela María dijo...

Obviomente q es el cuento;yo leo tus cuentos... no juzgo a tus personajes..

Mauricio Duque Arrubla dijo...

Esteban, saqué tiempo para leer el post recomendado y lloré. Por el blog de Berti, por el blog de Valls y su acercanza pero especialmente por la reserva de palabras. Una mina a cielo abierto de palabras hermosas como si fueran piedras preciosas.

Mil gracias, estaré agradecido por toda la eternindad.

Julibelula dijo...

Esteban!!! dos cosas: primera, me sentí regañada :'(
Segunda, no se a tí, parece que no, pero a mí me han llegado amores en los que por más que me esfuerce ni vale la pena hacer nada más, cuando ya se ha hecho lo imposible, lo increíble y lo impensable.

Julibelula dijo...

Se me olvidó: Un abrazotote!!!

Esteban Dublín dijo...

Angela Maria, me imaginé. No sé, de verdad no lo sé, porque me salen personajes tan patéticos en ocasiones. Besos y abrazos.

Mauro, me conmueves con esas palabras. Vi el nuevo post que pusiste y me sentí halagado con aquello de brujo palabrero. Un abrazo fuerte.

Jilibélula, para nada. No fue un regaño. ¿Qué te puedo decir de mi experiencia? Bueno, que sí he sufrido por amor, pero que ahora, afortunadamente, tengo una musa que me escucha. Y con eso es más que suficiente.

Coqueta dijo...

Me encanto, porque me cae
Cariños
Coqueta
Gracias a Ada Madrina q me trajo a esta pagina

Esteban Dublín dijo...

Qué bueno que hayas llegado de carambola. Espero que te quedes, coqueta. (Qué seudónimo tan curioso).

La Falsa Alicia dijo...

Hace rato que no pasaba por aquí (lo confieso), pero que bonitos cuentos tienes ultimamente!!!!

Este me encantó!

Esteban Dublín dijo...

Gracias, Alicia querida. Me gustaría que pasaras más seguido. Sabes que esta es tu casa.