lunes, 22 de febrero de 2010

Vampiro en el espejo

.

36 comentarios:

DANIEL SÁNCHEZ BONET dijo...

esto es un microrrelato de esos originales que sólo nacen una vez cada año, diría año.

es una obra de arte, uno de esos micros distintos, creo que debería de ser incluido en alguna de esas antologías curiosas de microrrelatos.

Muy bueno Esteban, para que más...

Alejandro Ramírez Giraldo dijo...

Sí, estoy de acuerdo con Daniel. Este micro es terriblemente original e imaginativo.

Un saludo.

Fede Fiesta dijo...

jajajajajaja

Excelente

Túrin dijo...

Simplemente genial

Aretino dijo...

enhorabuena. Acabaste con el record de Augusto Monterroso y su cuento del dinosaurio :D

http://es.wikipedia.org/wiki/Augusto_Monterroso

Fernando Remitente. dijo...

Brutal. No digo más.

Ananda Nilayán dijo...

Jajajaja Esteban, te vas a reír, pero me quedé pensando que se te había olvidado escribir el cuentito jajajajaja
(estoy flotando por los mundos de Pandora, ya entenderás)

Este micromicro deja a Samuel Beckett perplejo.

Un abrazo

marialuisa dijo...

me has dejado sin palabras!!!

saludos

Martín dijo...

Esteban, veo que vos tambiés buscas sorprender. Creo que el título es inmejorable. Saludos

Rodrigo Ramos dijo...

¡Me pasó lo mismo que a Ananda! pero sí, esto está arriba del promedio que está arriba del promedio que está arriba del promedio.

No Comments dijo...

Es un diez ¿no?

Se salió Esteban en esta ocasión.

Un saludo indio

Víctor dijo...

Pues sí, Esteban, coincido con los comentarios anteriores. Muy bueno. Iba a dejar el comentario en blanco, para decirte que me quedé mudo, pero mejor te digo que la idea es muy buena. Mejor que las que veo en "Ráfagas parpadeos" para las de cero palabras. Bueno, pero para el próximo habrá algo de texto, ¿no? Que me quedé con las ganas de leer algo tuyo. Ah, se me olvidaba: eso sí que es un grandísimo ejemplo de cómo el título desempeña un papel decisivo en el relato; evidencia que el título es algo más que una mera presentación.

Un abrazo.

Paco Peña dijo...

no lo vi

Angela María dijo...

Me toco meditarlo,antes de entenderlo del todo. Brillante!

Saludos...

deivi_e dijo...

¡Me gustó!

Esteban Dublín dijo...

Daniel, ¿y no le pones una calificación? ¡Vaya! En todo caso, creo que tengo con tu comentario. Gracias, de verdad.

Alejandro, qué bueno que pienses eso. Saludo.

Fede, una risa siempre es buen síntoma.

Turin, gracias.

Aretino, hace mucho tiempo que no te veía por aquí. Con respecto al récord, debes saber que hay muchos cuentos con menos de 7 palabras e, incluso, hay cuentos con 0 palabras. Para que los veas, entra aquí: rafagasparpadeos.blogspot.com.

Fernando, con un calificativo así no necesito más.

Ananda, de eso se trataba. Un beso grande.

Esteban Dublín dijo...

Marialuisa, es buen síntoma que un cuento sin palabras te deje igual.

Martín, ese es mi objetivo siempre. No tengo otro.

Rodrigo, tus comentarios siempre me alegran el día. Un abrazo.

NC, eso lo deciden ustedes, los lectores.

Víctor, un comentario sin palabras hubiera sido muy pertinente. Creo firmemente que el título en un microrrelato es vital, no es un adorno que pueda elegirse al azar. En todo caso, hay casos en Ráfagas y Parpadeos donde los de 0 palabras son buenos. Un abrazo grande.

Paco, ¡yo tampoco!

Angela Maria, me alegra mucho lograr ese efecto.

Deivi, qué bueno que te guste. Me gustaría que profundizaras tu comentario. Que me dijeras por qué te gustó y así, de la misma forma, cuando un relato no es de tu agrado. Con la profundización de la lectura, ganamos todos: yo como cuentista y ustedes como lectores.

Fernando Ramos dijo...

Me parece que es una buena muestra de ingenio, pero no lo consideraría un microrelato. Tendríamos que entrar en el asunto que para que sea literatura necesita texto.

Saludos

ángela cuartas dijo...

Yo no le veo importancia a la discusión de si es o no un microrrelato o de si es o no literatura. Pero como Fernando puso el tema, y el tema me divierte, quiero opinar que este texto -porque es un texto- relata y recrea.
Lo que relata no me parece original, pero la manera de hacerlo sí me parece ingeniosa. Y como el tema de la originalidad tampoco es que me parezca muy importante, constato una vez más que tengo la extraña/evasiva costumbre de perder tiempo en los blogs, diciendo cosas que no me importan ni a mí ni a nadie (como hacen la mayoría de los bloggers).

Esteban, lo que sí me alegra de volver a la realidad virtual es volver a leerte con un poco más de frecuencia. Siempre es un placer.
Ahora que escribí mi comentario me quedaron ganas de hacer algo, producir algo, con ese tema de lo importante y lo no importante. Creo que por eso es que vale la pena hablar mierda en los blogs o en cualquier lado: la mierda ni se crea ni se destruye, simplemente se transforma y así tenemos entretención eterna.

Esteban Dublín dijo...

Fernando, respeto tu opinión, pero no la comparto. Sólo fíjate que sí tiene texto: el título, que es vital y determinante para el texto del relato que, aunque está blanco, está ahí.

Angela, lo primero que debo decir es que me alegra muchísimo, pero muchísimo verte por aquí de nuevo.

Coincido contigo en que a veces las discusiones se vuelven bizantinas porque cada quien quiere defender su idea a capa y espada y cueste lo que cueste. Yo, la verdad, prefiero no entrar en defensas de si es un microrrelato o si es literatura, porque a la larga cada quien tiene el derecho de hacerse una opinión acerca de equis o ye cosa. El caso es que para mí también es un placer tenerte como lectora, una lectora juciosa y disciplinada, y que sí me gustaría que generaras un espacio de comunicación donde expongas tu punto de vista acerca de lo que se habla o no en los espacios virtuales.

Quimera dijo...

De los mejores que he encontrado en esta página!!
Un abrazo

Lau dijo...

Con un poco de verguenza debo decir que me tomó unos segundos entenderlo. Pero esta genial. Tiene total sentido. jajaja

manuespada dijo...

Muy original.

Jesús Contreras dijo...

Muy buen y original microrrelato.

Un saludo

Svor dijo...

Coincido con Angela. Ya se han visto a vampiros reflejarse en el espejo, pero eso no es lo que impacta, sino que con sólo un título uno es capaz de armar la historia y de hasta ponerle cara el personaje, al ambiente, al espejo.

Johan Bush Walls dijo...

Ijulela maestro, este si que le quedó mucho más que micro, 0 palabras, ingenioso.

Salú pue.

Esteban Dublín dijo...

Quimera, qué buena noticia. Gracias.

Lau, no sientas vergüenza, a veces es necesario detenerse un momento a pensar. Es buen síntoma.

Manu, gracias, sinceramente aprecio mucho que el ganador de Relatos en cadena 2009 diga eso de un micro mío.

Jesús, inmensamente agradecido. Qué bueno que este cuentito haya gustado tanto.

Svor, precisamente esa era la idea. Yo me siento muy contento que haya generado semejante impacto. Gracias.

Johan, cero palabras, muchos comentarios. ¿Paradójico, no? Un abrazo y siempre es una alegría tenerte de vuelta.

Adivín Serafín dijo...

Los que no tenemos sombra, nos encogemos y estiramos, nos abrazamos y nos besamos, pero no dejamos que otros nos vean en el espejo. Sera por timidez.

Esteban Dublín dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Esteban Dublín dijo...

Conozco más de uno al que le pasa lo mismo, Adivín, ¿será que hay algo que no saben de ellos mismos?

Gotzon dijo...

jeje, muy bueno... y breve.

Tengo un libro con un argumento similar, se titula "La Hinteligencia Militar" jajaja

para el que esté interesado el autor dice llamarse Alejandro Gomabieta, editado por la editorial Txalaparta (tambien disponible en euskera)

Esteban Dublín dijo...

Gotzon, gracias por la referencia. Bienvenido siempre que quieras por aquí.

Gotzon dijo...

Gracias Esteban, aunque apenas haya dejado comentarios (ya que me resulta dificil hacer de crítico, excepto para lo que escribo yo...) suelo pasar por aquí a leer tus minicuentos.

Estas invitado a pasar por mi blog Relatos Encallados(en el que si no te importa pondré un enlace a este.)

Esteban Dublín dijo...

Pasaré, Gotzon. Seguro.

yacasinosoynadie dijo...

más que un cuento parece una pintura... un "esto no es una pipa" o un "blanco sobre blanco"

Esteban Dublín dijo...

Gracias, Jorge. Tu comentario me halaga mucho.