lunes, 1 de marzo de 2010

Pedido

Le bajé una estrella. Me concedió el deseo.

14 comentarios:

Gotzon dijo...

Y bien merecido ese deseo,ya te lo trabajaste, jaja

DANIEL SÁNCHEZ BONET dijo...

siempre sugerentes tus breveces, que no es poco.

Angela María dijo...

Es un cuentito tierno... deja volar la imaginacion.

Martín dijo...

Esteban, esta buena la idea e invita a la imaginación. Quizás no me cierra mucho el título, o no lo supe entender. Un abrazo

Ananda Nilayán dijo...

Qué suerte!!!
Imaginemos...

Johan Bush Walls dijo...

Mire como son las cosas, a mí me pasó algo similar (es paja, se me ocurrió ahorita que leí).

Malagradecida

La llevé a las estrellas. No quiso regresar.

Salú pue.

Isabel González dijo...

Me da que quién más y quién menos tiene algun historia de estrellas y de deseos. En mi caso fui a buscarle a Esteban la estrella que me pidió como prueba de mi amor y allí estaba él con un encargo parecido. No regresamos nunca y nos amamos sin pedirnos pruebas.

Un abrazo,

Isa

Víctor dijo...

Cuando te da por lo breve, Esteban, te da por lo breve, ¿eh? jejejej. Bueno, muy conciso. ¿Cuál fue el deseo? Volver a colocar la estrella en su lugar para poder bajarla de nuevo y que pudiera volverla a colocar en su lugar y... Coincido con Martín, el título, en un texto tan breve, quizás debiera ser más significativo.

Un saludo.

Esteban Dublín dijo...

Gotzon, eso creo. Gracias.

Daniel, sugerentes es un buen término. Un abrazo.

Angela, esa era la idea.

Martín, prefiero no explicarte el título y que tú mismo llegues a la conclusión.

Ananda, me uno a tu pedido.

Esteban Dublín dijo...

Johan, tu cuento está buenísimo. A ver si lo pones en los pajeros.

Isa, me sonrojas. Gracias por tu bello cuentito.

Víctor, te cuento qué sucede: los lunes estoy publicando una serie de cuentos que yo llamo Microscópicas. Consiste en cuentos muy breves, de no más de 3 líneas. Si ves de un tiempo para acá, todos los lunes publico cuentos así: cortiquiticos.

Quimera dijo...

Mmm mi mente le concedió algo de ternura a tu cuentito... Muy lindo!

Esteban Dublín dijo...

Esa era la idea, Quimera: un poquito de ternura.

psicoisapecat dijo...

¿Estás ya en el libro de los records?
Bello.
Isabel

Esteban Dublín dijo...

Isa, no sé si de los récords, pero quiero estar en un libro.