lunes, 4 de octubre de 2010

El evangelio según Stoker

Comí de su pan y bebí de su vino, tal como me enseñó. Tal vez haya sido absuelto de mis pecados, pero olvidó advertirme de los complejos de la eternidad.

6 comentarios:

Ananda Nilayán dijo...

Y es que no siempre nos informan correctamente.
Bien Esteban... me gusta el título ya que da pie a que no haya dudas sobre el doble sentido entre evangelio y Stoker y la simbología entre ambos ;)

Un besito

Claudia Sánchez dijo...

Muy bueno Esteban! Saludos!

No Comments dijo...

Buenísimo hiperbreve, te mueves como pez en el agua.

Un saludo indio

Patricia dijo...

Excelente juego entre título y texto. Un placer leerte.
Saludos cordiales

Quimera dijo...

Eso estaba en la letra menuda Esteban...

Esteban Dublín dijo...

Ananda, bien lo has dicho...

Claudia, gracias. Un beso.

David, qué halago, hombre, gracias.

Patricia, es el título el alma del microrrelato.

Quimera, pero no nos dijeron. Un abrazo.