viernes, 8 de octubre de 2010

Osadía

Saúl Rojas Blonval quería dibujar su nombre sobre la piel de una serpiente. Quedó el nombre, no el artista.

7 comentarios:

DANIEL SÁNCHEZ BONET dijo...

Es lo que tiene ser osado.

Me gustó.

josé manuel ortiz soto dijo...

Supongo que fue una anaconda.

Saludos.

Patricia dijo...

¿Quedó oculto dentro de la serpiente como el elefante que dibujara Saint Exupery,o está a la vista pero fuera de ese paraíso?

Sara dijo...

Osadía rima con ironía...

LILIANA dijo...

que osadía pero lo logró, dibujar 16 letras no debio ser fácil.

Alís dijo...

Logrado el objetivo, debe considerarse que fue todo un éxito ¿no?

;-)

Besos

Esteban Dublín dijo...

Debo confesar que esto, como cuento, me supo a poco. Es más, la osadía es colgarle el título de cuento. Si bien se queda en el caso anecdótico, no deja de ser un texto sin sabor, pies ni cabeza. Dejémoslo en que fue tan sólo el compromiso del cuento con nombre propio. Saludos para todos.